sábado, 22 de noviembre de 2008

Llegó el 'Papitour'


por notas.tijuana@gmail.com
TIJUANA, Baja California.- El Papitour llegó a la ciudad la noche del martes 18 de noviembre con la gallardía del cantautor Miguel Bosé acompañado de sus músicos y coristas, presentándose en la Plaza Monumental de Playas de Tijuana, ante cerca de 13 mil asistentes.
No importó que fuera inicio de semana, ni la consabida crisis económica, ni siquiera el ambiente de inseguridad. No. Miguel Bosé sacó de sus casas a miles de seguidores para presentarles un repertorio de éxitos con nuevos arreglos en un espectáculo que duró poco más de dos horas.

A las 9:15 p.m. dio inicio el concierto, con un breve intro musical en el que los músicos y el artista se ubicaran en el oscuro escenario. Enseguida, los acordes de 'Amante Bandido' se escucharon al tiempo en que la plaza se iluminó y en dos pantallas gigantes se empezaron a ver las primeras imágenes del compositor español.

La canción con la que abrió la noche se prestó para que Bosé hiciera una coreografía de toqueteos suaves con dos de sus guitarristas, a quienes mirándolos a los ojos y a manera de coqueteo les cantaba "yo seré un hombre por ti".

Los gritos de los miles de fanáticos y fanáticas no cesaron ante la incredulidad de estar frente a su ídolo musical, y éste respondió con un "arriba Tijuana".
Continuó un popurrí con los temas 'Sereno', 'Duende' y 'Nena', provocando aún más la euforia de los presentes, la cual se prolongó hasta la siguiente canción: 'Bambú'.

Las figuras estéticas de las danzas del "Papito" fueron constantes, pues Bosé bailó e hizo bailar a sus músicos, de tal manera en que en ocasiones éstos acababan interpretando desde el suelo.

Después de 'Gulliver', 'Sevilla', 'Mirarte' y 'Partisano', Miguel Bosé le propuso a su público hacer un viaje al pasado, al inicio de la historia, un viaje que habría de despertar recuerdos y pasiones, uno que serviría para sacar de una caja metafórica aquella nostalgia por el ayer, para que así dicha caja se pudiera llenar con emociones y sentimientos nuevos.

La respuesta fue unánime cuando preguntó si estaban de acuerdo, y al instante empezó un set de sus primeras baladas. 'Amiga', 'Teorema', 'Creo En Ti', 'Morir De Amor' y 'Linda' se fusionaron en otro popurrí mientras los asistentes balanceaban lentamente sus brazos de un lado a otro.
Al concluir el viaje al pasado, fue el turno de otros muy esperados temas: 'Te Amaré', 'Los Chicos No Lloran' y 'Morena Mía'.

Después cantar 'Nada Particular', Bosé se retiró por un momento del escenario, y -ante los gritos que aclamaban su regreso- reapareció con un cambio de vestuario, lo mismo que la escenografía al pender de las alturas unas lámparas de exóticas barbas rojas.

Una fanática intentó subir al escenario por la parte lateral derecha, pero los elementos de seguridad rápidamente la regresaron a su lugar, sin que Miguel Bosé siquiera se enterara de sus intenciones.

'No hay corazón', 'Olvídame tú', 'Hacer por hacer' y la canción completa de 'Nena' musicalizaron el que parecía el último tramo de la noche, pero los músicos volvieron tras un segundo receso para cerrar en definitiva la velada con 'Manos Vacías' y 'Don Diablo'.
Fotos: Erick Jaimes

No hay comentarios: