lunes, 1 de junio de 2009

Re-enamora Emmanuel

El cantante trae a Tijuana su gira ‘Retro’
por notas.tijuana@gmail.com
Tijuana.- La cita se cumplió y miles de asistentes fronterizos no dejaron pasar la oportunidad para ser parte de la historia: la gira Retro del cantante mexicano Emmanuel hizo su escala en la esquina de Latinoamérica, Tijuana, ofreciendo un repertorio de memorables éxitos por cerca de dos horas. Fue la noche del sábado 30 de mayo cuando el concierto se llevó a cabo en la Plaza de Toros Monumental de Playas de Tijuana, con una cuantiosa asistencia que podría calificar como “lleno total”.


A las 9:27 p.m. inició la música a cargo de un ensamble conformado por bajo, batería, guitarra, percusión, dos tecladistas, tres metales (instrumentos de aliento: trompeta, saxofón y trombón), tres coristas y un cantante: Emmanuel, quien descendió por una rampa hacia el centro de escenario ante los miles de seguidores que incrédulos manifestaron a gritos su felicidad.


Una serie de visuales proyectados en pantallas gigantes enriquecieron las melodías que el ex torero interpretó, dentro de las cuales ‘Tengo’, ‘No he podido verte’ y ‘Bella señora’ sirvieron como entrada al concierto, continuándoles el primer saludo del cantante, que admirado ante la enormidad de la plaza abarrotada dijo “Tijuana.. ¡Waoh!”.


Enseguida el intérprete de ‘La Chica de Humo’ habló por unos minutos sobre la importancia de que todas las personas se sientan agradecidas por la vida y humildes ante ella, dando inicio así a un popurrí baladista con extensas pruebas de cada canción. ‘¿Qué será?’, ‘Seguía lloviendo afuera’, ‘Hay que arrimar el alma’, ‘Pobre Diablo’, ‘El rey azul’, ‘Quiero dormir cansado’ y ‘Detenedla ya’ formaron parte del compendio ininterrumpido de inolvidables composiciones, las cuales fueron en su totalidad coreadas por el público asistente.


Tres explosiones prefabricadas, en un juego de pirotecnia para el espectáculo, detonaron al filo del escenario cuando el popurrí llegó a su final, provocando con ello el sobresalto de algunas personas que fueron sorprendidas por el ruido que ello causó. Enseguida vino nuevamente la ovación, para permitir al cantante de pantalón negro y saco blanco interpretar ‘Sentirme vivo’.


Emmanuel intentó compartir una nueva composición pero cometió el error de preguntar al público si eso era lo que deseaba. “¿Se aburren cuando los cantantes les cantan un tema nuevo?” dijo, respondiendo la audiencia al unísono un rotundo “¡Sí!”, por lo que el artista mejor optó por complacer a sus nostálgicos asistentes, y acompañado por los mismos músicos pero en un nuevo ensamble que incluyó acordeón y contrabajo entonó sentado ‘Este terco corazón’ y ‘Enséñame’.


El cantante, cuyo nombre completo es Jesús Emmanuel Acha Martínez, habló a los tijuanenses sobre sus sueños y mencionó primero haber soñado con ser torero, luego pianista, y posteriormente con ser cantante y tener un hijo que siguiera sus pasos, dando aviso con ello a lo que ya se había anunciado: la presencia en el escenario de su primogénito, el cantante Alexander Acha.


Paradójicamente, entre ambos interpretaron la canción ‘Solo’, y al finalizarla así dejó Emmanuel a Alexander frente a su público, solo, para que éste aprovechara la oportunidad y diera voz a su primer par de cortes promocionales en su insipiente carrera como cantante: ‘Mujeres’ y ‘Te amo’.


Algunos contemporáneos a Emmanuel aprovecharon el lapso para adquirir alguna bebida o ir al baño, mientras las más jóvenes entonaron los sencillos del heredero y le tomaban fotografías. Al despedirse, reapareció su padre con nuevo atuendo de camisa oscura, así como con una de las más esperadas piezas de la noche: ‘La Chica de Humo’.


Sus bailes característicos contagiaron a la audiencia así como los ritmos que no han pasado de moda. Una pierna flexionada al aire, el torso a medio girar y brazos extendidos a los lados fueron parte de la coreografía típica de Emmanuel, misma que no dejó de ser imitada por sus fans.


‘Toda la vida’ y una versión abreviaba de ‘La séptima luna’ continuaron el concierto, el cual en su recta final integró otros esperados éxitos de antaño, como ‘Corazón de Melao’, ‘Tengo mucho que aprender de ti’ y ‘Todo se derrumbó’.
Agradecido por la respuesta y prometiendo volver, Emmanuel, de 54 años, se despidió de los bajacalifornianos, a quienes dejó complacidos por el viaje al pasado que a través de sus canciones emprendieron juntos.

Fotos: Erick Jaimes

No hay comentarios: