miércoles, 26 de agosto de 2009

Película narra vida de indocumentados

Estrenarán ‘Los Bastardos’ en Tijuana
por amao@elsoldetijuana.com.mx
Tijuana.- Se estrenó el mes pasado y ya es una cinta multipremiada en festivales internacionales. Se trata de la película ‘Los Bastardos’, la cual llegará a las salas de cine tijuanenses este viernes 28 de agosto, mostrando -según adelantó en entrevista su director, Amat Escalante- un día en la vida de un par de migrantes mexicanos en los Estados Unidos.
Hijo de madre estadounidense y padre mexicano, Amat Escalante tiene muy presente el tema de la migración en México, por lo que le es por demás significativo el estreno de su largometraje en esta ciudad fronteriza, de la cual considera cuenta con un público que podrá hacer una interpretación distinta de ‘Los Bastardos’ al vivir al lado del imperio norteamericano.
“[Los Bastardos] Trata sobre dos migrantes mexicanos que están en Estados Unidos trabajando como jornaleros, esperan por trabajo afuera de un como Home Depot y el día en el que transcurre la película les dan una propuesta de contrato para cometer un crimen y ellos tienen que decidir si van a hacer el pedido o no… Ya se estrenó en México hace unas cuantas semanas, ha habido mucho interés y mucha gente ha ido a verla, y creo que en Tijuana la van a entender desde otro ángulo al estar tan cerca de los Estados Unidos. Me imagino que la gente de Tijuana parte de su vida ha ido y regresado a los Estados Unidos y conocen ese contraste tan grande que hay entre las dos culturas y la interacción que hay entre los dos países, la cual yo traté de reflejar en la película. Me da gusto que se estrene en Tijuana, siempre me imaginé la gente de por ahí viéndola”, comentó Escalante a EL SOL DE TIJUANA, compartiendo además una historia personal que le vincula directamente al fenómeno migratorio: “mi papá antes de que yo naciera cruzó la frontera por el desierto, entonces es un tema que como muchos otros mexicanos lo tengo cercano a mi vida”.


A la fecha ‘Los Bastardos’ ha obtenido numerosas distinciones, tales como el Segundo premio de la Crítica Internacional del Festival de Cine de Lima, Mejor película de la Sección Nuevas Visiones en el Festival de Cine de Sitges, Mejor película en la Sección Largometrajes mexicanos dentro del Festival de Cine de Morelia, Mejor película latinoamericana en el Festival de Mar de Plata, Mejor director por el Festival Internacional de Cine de Bratislava, y el Premio especial del Jurado en el Courmayeur Film Noir Italia.
Sin embargo realizarla no fue tarea fácil, sobre todo porque el rodaje se llevó a cabo en Los Ángeles, California, donde siendo extranjeros -mexicanos para ser exactos- tuvieron algunas dificultades en cuanto a permisos, como lo platicó Amat.
“Filmar en Estados Unidos una producción mexicana fue bastante más difícil de cómo había sido mi primer experiencia al hacer mi primer largometraje en Guanajuato, es más difícil conseguir los permisos y la logística de filmar en una ciudad tan grande como Los Ángeles es más complicado, además estábamos aquí completamente como mexicanos y no estadounidenses, se volvió como un reto, lo bueno es que estamos cerca de Hollywood donde hay más cosa técnica que te ayuda a hacer una película, en ese sentido estuvo mejor pero sí fue bastante más difícil como mexicanos filmar aquí”, explica vía telefónica desde Estados Unidos, donde al momento de la entrevista se encontraba regresando de Australia, donde asimismo acudió a presentar su filme.



Los temas que a Amat le interesan para desarrollar en sus películas son acerca de aspectos reales de la gente, aunque no por ello casos monótonos sino al contrario, situaciones extraordinarias con las que el espectador se pueda sentir identificado. “Me interesa la gente que está como al límite de algo, personas que vivan cosas extraordinarias pero que el público se pueda identificar mucho con lo que está pasando el protagonista de la historia, me interesa un cine apegado a la realidad y sobre temas actuales que nos afecten a todos”.
Gracias al estímulo fiscal otorgado por la Ley 226, el cual permite a compañías grandes otorgar hasta un 10 por ciento de sus impuestos para producciones cinematográficas, Amat Escalante financió la mitad de ‘Los Bastardos’, y aunque aún hay mucho camino por recorrer en el fortalecimiento del cine mexicano, considera éste un apoyo importante para la industria.
Pero la realización de una cinta es sólo la primera parte. El director de cine, con domicilio en Guanajuato, exhorta a la comunidad a apoyar las producciones cinematográficas nacionales cuando éstas llegan a las carteleras de las salas de cine, y reflexiona diciendo “ya de por sí le damos tanto dinero a Estados Unidos yendo a comer al Mc Donalds o de compras a las cadenas norteamericanas… es bueno ir y apoyar a las pocas películas mexicanas que salen y llegan al cine”.
Es así como Amat, quien ya se encuentra ideando una próxima película a filmar en México, invita a los tijuanenses a disfrutar ‘Los Bastardos’, cinta que se estará estrenando este viernes 28 de agosto en Cinemark Plaza Minarete.