lunes, 28 de septiembre de 2009

Gran concierto en ‘un gran circo’

  • La Maldita Vecindad cantó para los tijuanenses
por notas.tijuana@gmail.com
Tijuana.- La ciudad y centenares de asistentes fueron testigos de un concierto masivo y callejero liderado por La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, grupo de rock urbano que muy a pesar de quienes puedan sospechar anacronía en sus canciones, continúan reflejando la realidad de millones de mexicanos y por ello conectando con su público al abordar temáticas dolorosamente vigentes.
Antecedidos por Son De Palo y Cáñamo, propuestas musicales de fusión reggae-jazz-cumbia, La Maldita Vecindad salió con sus ritmos que recuperan la tradición mexicana, y se apoderó del escenario al aire libre que para este concierto fue ubicado en la avenida Revolución y calle Primera, al lado de una de las más emblemáticas y antiguas plazas de Tijuana: la Santa Cecilia, que toma su nombre en honor a la Patrona de los Músicos y es asimismo congruente con dicho onomástico al ser el punto donde decenas de conjuntos (entre norteños, rancheros, banda, trío, trova y mariachi) ofrecen y comercian su canto a la comunidad.
Pero la noche del sábado el rock de ‘los malditos’ fue lo que predominó en la simbólica esquina, y no sólo en la esquina física de las calles que albergaron el concierto, sino en la llamada “esquina de Latinoamérica”: Tijuana, ciudad a la que frecuenta La Maldita Vecindad siempre con una gran convocatoria y respuesta de la gente.
Esta ocasión no fue la excepción, y no sólo por tratarse de ellos sino además por ser un evento gratuito en un punto de fácil acceso, lugar que estuvo atiborrado de seguidores e incluso de peatones que al ver el revuelo se detuvieron a formar parte de este encuentro, histórico por irrepetible.
Cuasi-himnos como ‘Un poco de sangre’, ‘Un gran circo’, ‘Pachuco’, ‘Morenaza’, ‘Don Palabras’ y ‘Kumbala’ fueron cantados por los músicos y coreados por los asistentes, de los cuales algunos optaron por allanar techos de establecimientos o rentar habitaciones del Hotel Nelson (contiguo al escenario) para apreciar mejor el espectáculo.
Roco (voz), Aldo (bajo), Sax (instrumentos de aliento) y Pato (guitarra), fundadores de ‘La Maldita’, mostraron evidente agradecimiento a las manifestaciones de aceptación de la masa reunida, sin sospechar que dentro del slam o simplemente entre la multitud hubo quienes vivían experiencias muy distintas: algunas chicas manoseadas y algunos carteristas vivarachos despojando a los incautos de sus pertenencias.
Sin embargo, ello no generó opiniones negativas respecto al concierto, ni siquiera por parte de quienes sufrieron algún altercado, ya que los mensajes del grupo en voz de Roco hicieron recordar lo verdaderamente importante: la condición de pueblo en busca de tener una vida digna, muy a pesar del sabotaje emprendido por gobiernos corruptos en contra de los mexicanos.
Y es que ‘La Maldita’ invita a voltear hacia los personajes de las calles e incluso al interior del propio hogar, a entender la aportación mexicana del albur, a reflexionar sobre los vagabundos y poetas, sobre los faquires, niños, tragafuegos. Invita además a verlos como hermanos.
Por ello, fue por demás significativa la canción ‘Mojado’, en la que el grupo trata un tema que por repetido genera críticas de los vanguardistas, aunque nadie podrá negar su relevancia: la emigración ilegal hacia los Estados Unidos.
Aquí la letra de una canción que narra la pena de la mujer que ve partir a su hombre en busca de mejores condiciones de vida:
Yo sabía que te ibas a ir / hoy por fin te vi partir. / Yo temía que te ibas a ir / hoy tu voz la oí decir: / “Yo me voy de aquí / me voy de aquí. / No tengo nada que darte a ti / El otro lado es la solución / por todas partes se oye el rumor: / yo me voy de aquí” / Te vi partir / Ahora estoy sola / sola sin ti / Yo te vi partir / partir, partir, partir. / Ya son dos días que no estas aquí / Hoy Pedro corre gritando hacia mí / Trae en la mano un diario gris / hay una nota perdida entre mil / que habla de ti / Habla de ti / “Mojado muerto al intentar huir” / No dice nada, no hay explicación / eras un cerdo oculto en un camión, / que quiso huir. / Lloró por ti / A mis espaldas oigo decir: / “Yo lo vi partir, / partir, partir, partir”.

Fotos: Melina Amao

1 comentario:

La clase del Sr. Jones dijo...

En el sitio de nuestra clase, acabamos de publicar un artículo entitulado ¡2 de octubre no se olvida! que conmemora este triste y terrible recuerdo a través de 5 canciones relacionadas con este importante suceso en la historia de México (una de la Maldita Vecindad). Te invitamos a que lo leas y que nos dejes tus reflexiones personales en los comentarios para que podamos entenderlo más a fondo. Además, nos interesa distribuir el artículo, entonces si te gustaría publicarlo en tu blog, déjanos saber. ¡Gracias!