lunes, 21 de septiembre de 2009

Romántico Francisco Céspedes

Recuerda a sus novias mediante canciones
por notas.tijuana@gmail.com
Valle de Guadalupe, Ensenada.- “Me siento orgullosamente cubano-mexicano” expresó la tarde del sábado el cantautor Francisco Céspedes, previo a su concierto a ofrecer en los viñedos ensenandenses donde daría a conocer su más reciente producción discográfica ‘Te acuerdas...’ (Warner Music. 2009) dentro del evento de las fiestas de vendimia denominado ‘Atardecer romántico’.
Nacido en Cuba y nacionalizado mexicano, Céspedes agradece el cariño de su público así como el reconocimiento de productores que lo incluyen entre los compositores de este país, y adelantó su participación en un espectáculo que contará con “los diez mejores cantautores mexicanos”, tras ser invitado por el productor Marco Flavio Cruz.
Pero Francisco Céspedes no sólo es cantautor y en el disco que actualmente se encuentra promoviendo lo demuestra. En ‘Te acuerdas...’ el artista reúne 11 canciones de otros autores que reinventa en estilos principalmente jazzísticos, a través de las cuales recuerda aquellas novias que tuvo en su juventud y también a las que le hicieron falta.

El cantante apuntó que mediante temas de Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés, Luis Demetrio, Armando Manzanero e incluso de los Bee Gees y del francés Jacques Brel, comparte el soundtrack de su vida amorosa y juvenil, logrando esta cosmopolita selección gracias al acercamiento a las artes que tuvo desde niño enmarcado por “el buen gusto por la música” de sus padres.
“Son las canciones con las que yo me crié y que tuvieron que criarse al lado mío las novias obligadamente, porque ésas eran las que yo ponía...”, comentó, añadiendo las altas ventas que lleva el álbum aún en tiempos de crisis y de piratería.
De hecho, ha sido tal la aceptación de ‘Te acuerdas...’ que ya cuenta con una nominación al Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum Pop Masculino, donde Céspedes competirá con Fito Páez, Andrés Cepeda, Coti y Alex Ubago.
Es la tercera nominación que recibe el autor de ‘Vida loca’ en su carrera, y a diferencia de las nominaciones anteriores dijo pondrá “el pensamiento positivo para ganar”.

“Tengo que disfrutarlo, me gusta mucho, es un reconocimiento... después yo me enteré que en los Grammys, en las nominaciones éstas, son los mismos colegas de uno los que votan. Primero el proceso es que el disco se venda, el público determina ahí porque lo compra, y después la selección última son los colegas. Entonces ahí tengo dos cosas: un público que me compró el disco y unos colegas míos que se dedican a esto, que me escogieron para estar entre los finalistas”, explicó, no sin antes recordar que respecto a las premiaciones tuvo “una penita muy adentro” con su álbum de boleros ‘Vida loca’ (Warner Music. 1998), ya que pensaba “que ese disco se lo merecía todo”.
“Todas esas canciones: ‘Señora’, ‘Vida Loca’, ‘Todo un misterio’, las sigo cantando cuando la gente me pide, pero después ya uno va creciendo y los años te tienen que servir para algo, para recibir cierta sabiduría, y siempre hay un jurado que escoge las cosas...”, señaló.
Sin sospechar aún el éxito que tendría el concierto dominical Paz Sin Fronteras encabezado por Juanes en la Plaza de la Revolución de La Habana, Cuba; Céspedes opinó acerca de la polémica generada a la víspera de dicho evento, y consideró que de llenarse la plaza no habría “nada que cuestionar”, puesto que aquello revelaría la aceptación de los cubanos a una oferta cultural, que si bien no cambiaría su situación política, social o económica, al menos brindaría una luz de esperanza para que otros artistas puedan llevar su canto a la isla.
“Yo defiendo esta propuesta, este concierto por la paz”, expuso, al tiempo en que propuso “que esos lugares que siempre han sido de consignas y de discursos que se vayan convirtiendo en algo para el arte, que el vuelo de palomas se convierta en un vuelo de palomas real...”.

Agregó que “tampoco tenemos que pedirle a Juanes que haga un concierto para liberar Cuba ni para cambiar eso, la gente a veces se enloquece, ni que grite consignas contra los presos políticos...”, y a pesar de señalar que a él no lo invitaron, dijo sospechar dicho concierto representa una apertura, “una rendija” que en el mejor de los casos le permitirá regresar a cantar a su país natal, “que es el sueño más grande de lo que me queda”.
Una vez en el escenario, Céspedes interpretó sus éxitos intercalados con las nuevas versiones de su disco nominado al Grammy Latino, aprovechando los lapsos entre canción y canción para compartir la memoria de algún enamoramiento real o ficticio, pues -soñador como se autodefinió- confesó que “siempre le he hecho el amor mejor a la que me imagino que a la de verdad”.
Este concierto se había anunciado como la última fecha de las fiestas de la vendimia de Grupo Cetto, sin embargo aún queda una cita más el 10 de octubre, en la que Marco Antonio Muñiz, acompañado de sus hijos Coque y Toño, amenizará el evento de cierre de la temporada.

Fotos: Melina Amao

No hay comentarios: