viernes, 20 de noviembre de 2009

Siguen aullando Los Lobos

por notas.tijuana@gmail.com
Tijuana.- “Nosotros somos Los Lobos y vamos a jugar contra los Xolos de Tijuana”. Así empezó la rueda de prensa con el elenco de la obra de teatro Los Lobos, con una declaración simpática, localista y sinsentido por parte de Jesús Ochoa haciendo alusión al equipo futbolístico tijuanense de la liga de ascenso (Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente). Y de hecho hay un equipo de la misma división llamado como ellos, Los Lobos, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Pero nada tienen que ver con el fútbol Pedro Armendáriz, Roberto D’Amico, Rafael Sánchez Navarro, Víctor Trujillo ni Jesús Ochoa, lo que a ellos les ocupa bajo ese nombre es la sátira política (que de sátira no tiene mucho dada su cercanía con la realidad) con la que han estado recorriendo el país desde principios de este año alcanzando ya las 300 representaciones.


De la dirección de Héctor Bonilla, Los Lobos, obra original del argentino Luis Agustoni, se basa en hechos reales ocurridos en Sudamérica, pero para el contexto mexicano fue adaptada por Bonilla de tal manera que asombra su aproximación a la clase política mexicana y a las corruptelas que de la ambición derivan.
Un priísta dinosáurico, un militar inescrupuloso, un panista intransigente, un profesor mediocre y un izquierdista con verdadera ideología social son representados por los cinco actores, quienes plantean un montaje no de revelaciones sino de reflejos realistas, según consideró previo a la función ofrecida en Tijuana Víctor Trujillo.

“Un fenómeno que vale la pena citar es que han ido muy pocos políticos a ver la obra, quizá algunos descuidados y otros que se consideran con solvencia... Es un espectáculo tan bien estructurado que ni siquiera se presta para provocar que pudiéramos estar todos los días parodiando las cosas que van pasando, está tan bien hecha que parece que se escribió en la mañana, pero también contamos con una audiencia en toda la república cada vez más enterada de lo que pasa en el país, entonces no es una obra de revelaciones, sino que te asomas por la cerradura de esta bodega donde están estos políticos infiltrados en un fraude y que quieren ver cómo salen del atorón, no tienes que hacer referencia al partido o al nombre del senador o el diputado, es tan prístino, es tan obvio, que ¡claro! los políticos que saben de qué se trata o a lo mejor los que se sientan incómodos no van por salud mental, algunos otros que creen que tienen buena cara para dar se presentan y los que han ido la han gozado”, indicó.
Jesús Ochoa aclaró que Los Lobos no es una obra subsidiada por ninguna institución gubernamental, sino por una empresa productora a pesar de tratarse de un “producto” más artístico que mercantil, pero puntualizó que no considera que “el buen teatro tenga que estar peleado con el buen negocio”.

“No es una obra subsidiada por una institución, creemos que el buen teatro no está pelado con el buen negocio ni tiene porqué estarlo, la diferenciación que hacemos nosotros es nada más entre buen y mal teatro, nosotros estamos seguros que tenemos un buen teatro, desde luego una obra con determinado reparto requiere cierta inversión para poder justificarse. Ahora, si hay instituciones que puedan entrar a coproducir este tipo de obras pues bienvenidas, nosotros no estamos en contra de esto, pero si no las hay, si sólo los presupuestos van para Bellas Artes o para la UNAM para producir ese tipo de teatro que va a cualquier espacio sin esperar ninguna recompensa en la taquilla estamos creo que también bien. Esta obra por sus mismas condiciones necesita cierto afore para que pueda funcionar y pueda salir”.

Y así funcionó en Tijuana, como se pudo ver en las dos exitosas presentaciones en el teatro del Cecut esta semana, donde se presentaron por considerarlo el espacio adecuado para este montaje, tras su anterior visita a la ciudad en la que realizaron funciones en el centro de espectáculos El Foro, lugar que lejos de brindarles las condiciones adecuadas para la obra presentó muchos inconvenientes, como la acústica y fallas técnicas en los micrófonos. Aspectos que el quinteto de actores recordó en su encuentro con la prensa local.

No hay comentarios: