lunes, 1 de agosto de 2011

Sus caderas no mienten


por Melina Amao Ceniceros
foto: Eduardo Jaramillo
notas.tijuana@gmail.com
Publicada en La Ch: AQUÍ

A las 9:24 de la noche del sábado 30 de julio las luces del estadio Caliente se apagaron para dar inicio a la música. Había ya varias decenas de miles de fronterizos esperando en cancha, gradas y palcos a que la estrella pop se apropiara del escenario, y a las 9:30 pm así lo hizo: el sonido se intensificó y la iluminación dejó ver a una rubia y delgada Shakira.

Ritmos electropop fueron los que inauguraron el concierto con el tema 'Años luz', al que la colombiana ligó con la canción 'Te dejo Madrid', todavía sin pronunciar saludo alguno para la fanaticada. Pero enseguida le dijo a su audiencia "Tijuana: soy toda tuya" provocando al instante la euforia de un público que minutos antes se había entretenido haciendo la ola y rebotando enormes pelotas inflables.

"Espero que la pasen bien, para eso estoy aquí" continuó la sudamericana originaria de Barranquilla, para dar paso a un éxito del 2002, 'Suerte', con el que se abrió las puertas al mercado angloparlante al promover en los Estados Unidos su versión en inglés 'Whenever, Wherever'. Y justamente en ese ánimo de internacionalidad los músicos de Shakira finalizaron la pieza con el cover del grupo británico EMF 'Unbelievable'.

Antes de adentrarse a otros hits, la cantautora pidió subieran al escenario algunas voluntarias, logrando que seis jóvenes del área VIP bailaran -o al menos intentaran hacerlo- imitando las contorsiones de torso y vaivenes de vientre de la intérprete de 'Rabiosa' (tercer sencillo del álbum 'Sale el sol' que, por cierto, no cantó).

De ahí vino un set flamenco de instrumentos acústicos no menos intensos, en el que incluyó una versión del tema 'Nothing else matters' de Metallica que le permitió danzar cual bailaora. Al término -y ya en ese ambiente españolizado- Shakira siguió con una composición que describe su estilo: 'Gitana', y con ella danzó golpeando con sus pies descalzos el cajón de uno de sus músicos (percusión popular en el flamenco contemporáneo).

'La tortura', 'Ciega, sordomuda', 'Sale el sol', 'Las de la intuición', 'Inevitable' y 'Loca' continuaron animando al público, siempre entre bailes sugerentes, algunos brincos y ocasionales performances con su cuerpo totalmente en el suelo.

Bits de batucada marcaron el comienzo de otro éxito: 'Loba', tema que pronto puso a aullar a miles de asistentes reunidos precisamente en el estadio de los canes Xoloitzcuintles. Sin pausa, la música se tornó arábiga y Shakira aún más entregada a la danza, al dar voz a 'Ojos así' en una interpretación extendida donde sus movimientos fueron todavía más candentes, con fusiones de bailes árabes, afros, gitanos y hasta hawaianos.

Cerca de las 10:40 pm la colombiana se ausentó del escenario simulando el final; sin embargo, la presencia de sus músicos indicaba que aquello no era más que la clásica pausa que hacen muchas estrellas previo a un bloque en realidad de despedida. Pocos minutos pasaron para que Shakira regresara con 'My hips don't lie', una vez más emocionando a miles de fans con impensables contoneos de caderas.

La proyección en pantallas de alta definición de un video con niños africanos hablando en inglés sobre sus sueños y necesidades, fue la antesala del que sería realmente el último número de la noche: 'Waka, waka', canción que musicalizó el Mundial Sudáfrica 2010.

Ya despidiéndose como en pasarela, sobre un andador que del escenario se adentraba al público, Shakira fue abordada por un fanático que burló a los elementos de seguridad, logrando llegar hasta la cantante con intensiones de tomarse una foto, que si no logró al menos podrá atesorar el momento en los videos que de su osadía ya se encuentran en YouTube.

Tras agradecimientos y sonrisas, Shakira desapareció del escenario en definitiva minutos antes de las 11:00 pm.

No hay comentarios: