lunes, 16 de julio de 2012

El provocador show de Molotov: “pinche cholo escuintle”

por Melina Amao Ceniceros
Publicado en La-Ch.com: AQUI

Vinieron a cholear al estadio de los Xolos. Bueno, no al estadio propiamente, a la explanada. Repasaron sus éxitos políticamente incorrectos pero socialmente pertinentes (y necesarios, tal vez), e hicieron que los miles de tijuanenses que ahí se dieron cita corearan -con un fervor que supera al patrio- un compendio de canciones que en las gargantas de sus seguidores hasta parecen himnos: ‘Gimme the power’ y ‘Voto latino’, por ejemplo. Así el cuarteto Molotov, barbones y borrachos como ellos mismos se jactan.

Sábado por la noche, a eso de las 11:30, ya estaba el grupo sobre el escenario iniciando el repertorio con ‘Noko’, tan llena del albur como tantas de sus composiciones, pero sin palabrotas (altisonantes) que es otro de sus distintivos. Los músicos de inmediato le dieron trámite a su primera rola nueva del concierto, ‘Santo niño de atocha’, para seguirse con ‘Chinga tu madre’ (que es todo un “clásico” desde 1997, cuando debutaron discográficamente con ‘¿Dónde jugarán las niñas?’, una obvia burla -al menos en el título- al grupo Maná).

Ya para la quinta canción se metieron en polémica: interpretaron otro tema inédito a manera de segunda parte de ‘Más vale cholo’ donde mencionan (no queda claro) “pinche cholo escuintle” que para los oídos de todos sonaba a “xoloitzcuintle”, nombre del club futbolero de Tijuana. Pero los Molotov aguantan carrilla y su público también, así que pese a los dedos medios alzados que de la audiencia se dirigían al escenario siguió la fiesta de las mentadas en paz.

El título: ‘Crazy chola loca’. El coro: “Crazy chola loca con su pinche cholo escuintle / a los tribilingües danos clases de inglés / oh motherfucker no me motherfucking chingues con tu cholo escuintle, cholo escuintle, escuintle cholo escuintle”.

Todo tranquilo, aunque el grupo quiso llevar la provocación aún más lejos al mencionar que la rola siguiente, ‘Here we kum’, es inspirada en los Pumas. Las rechiflas no se hicieron esperar, por supuesto, sin embargo -cosa paradójica- todo insulto vino en un ambiente cordial, si es que eso es posible. Vasos con cerveza volaron por los aires y el grito espontáneo del público diciendo “¡Xolos! ¡Xolos!” enmarcaron el momento.

No hubo más que conciliar, así que los músicos mencionaron que les cae bien el Club Tijuana porque juega Leandro Augusto (que antes pertenecía a los Pumas), y finalmente Mickey Huidobro (bajista y cantante) se puso la camiseta roja de los Xolos.

La noche continuó con ‘Changüich a la chichona’, el cover de El Tri ‘Perro negro’ y el mega coreado y único tema sin desgarres de voz ni distorsiones en las guitarras ‘Voto latino’. De ahí sonaron ‘Parásito’ y ‘Blame me’, que antecedieron a la más emblemática de todas: ‘Gimme the power’ (título además del documental sobre Molotov de Olallo Rubio).

No podía faltar ‘Frijolero’ ni tampoco las mentadas de madre a los gringos y a los Estados Unidos, no sólo porque conforma su set obligado sino porque en la frontera adquiere especial relevancia.

“Nunca inflamos la moneda haciendo guerra a otros países / Te pagamos con petróleo e intereses nuestra deuda / mientras tanto no sabemos quién se queda con la feria / Aunque nos hagan la fama de que somos vendedores / de la droga que sembramos ustedes son consumidores”, reza parte de la letra.

Bajaron el ritmo con ‘Hit me’, canción que refieren como la secuela de ‘Gimme the power’, y presentaron la tercera nueva de la jornada: ‘Goner’.

‘Marciano’, el cover de la banda punk The Misfits hecho cumbia por Molotov, sonó antes que ‘Más vale cholo’, ‘Dance and dense denso’ y ‘Mátate teté’, dando aparente fin al repertorio con ‘Puto’.

Después de la veintena de canciones, brincos, gritos y leperadas, el público exigió otra canción, y Molotov cumplió con ‘Rastamandita’, una pieza por demás vulgar y asimismo guapachosa que puso -como de costumbre- a menear a las fans sobre y bajo el escenario

miércoles, 11 de julio de 2012

8cho Preguntas con… Max Mejía


Melina Amao
Publicada en La Guía Tijuana: AQUI

Promotor cultural, actor y ocasionalmente escritor, Max Mejía ha sido impulsor en el rescate de espacios abandonados en el centro de la ciudad -en el Centro Histórico- para darles a éstos un perfil cultural que contribuya tanto a reactivar la economía como a brindar alternativas de esparcimiento a la población, y promover asimismo el trabajo de los artistas locales. Todo inició en el 2010 con el Festival Tijuana En Revolución que dio como resultado la reactivación del Pasaje Rodríguez con arte y diseño. Ahora, dentro del Pasaje Gómez (av. Revolución, entre Tercera y Cuarta), está por abrirse la Plaza Revolución, donde personas como Julián Plascencia (músico y restaurantero), Melissa Arreola (artista visual) y Hebert Axel (director de teatro), entre muchos otros, han adquirido locales en los que la comunidad podrá encontrar una gama de opciones que incluirá oferta de danza, gestoría cultural, librería, cerveza artesanal, diseño de modas y alimentos gourmet. Así poco a poco se consolida lo que Max Mejía ha promovido como El Distrito de las Artes, en el que se inserta la Plaza Revolución cuya apertura es este 15 de Julio a partir del mediodía, en el marco del Festival Multicultural Queremos Tijuana 2012. Aquí Max platica un poco sobre esta aventura que ha implicado negociación con propietarios y vinculación con institutos culturales y autoridades.

1. ¿Cómo nace la idea del rescate de espacios para darles un giro cultural?

“Éstos son proyectos nacidos de la ciudad, de una dinámica que los propios artistas provocaron en un momento en que los artistas locales y promotores culturales empezamos a asumir una posición frente a la violencia y a la inseguridad en la ciudad, empezamos a hablar de la importancia de la cultura y las artes como una alternativa a esas atmósferas de violencia. Con esa idea, no necesariamente romántica, sabíamos muy bien que la cultura o las artes no paran los balazos pero sí modifican las atmósferas y en ese sentido podíamos nosotros como gente de las artes crear nuevas atmósferas. De ahí nació ese movimiento, porque es un movimiento que está ocurriendo en Tijuana desde hace varios años, un movimiento realizado por la propia gente de la comunidad artística y cultural. Entonces como efecto de todo esto han venido los pasajes, el rescate de espacios, fue así que se rescató el primero [Pasaje Rodríguez] y luego vino César Borja y negociaron la apertura de una de las avenidas del Pasaje Gómez”.

2. Frente a lo que es Plaza Revolución dentro del Pasaje Gómez ¿cuál ha sido tu función?

“Yo soy parte del proyecto, soy coordinador y estoy también en calidad de empresario cultural, como todos los demás que estamos aquí. La idea es reivindicar nuestra función, nuestro perfil de empresarios culturales o de emprendedores culturales, no es ocultarlo, no es no ganar, sí queremos ganar dinero, queremos que los productos se vendan, queremos incidir en el mercado, creemos que la economía y la cultura son dos cosas que van ligadas y que por mucho tiempo a veces se desligan por razones ajenas”.


3. ¿Cómo se interesaron los artistas, chefs y promotores culturales en esta Plaza?

“Esta Plaza tiene como 32 locales, de esos puse en renta 24 con mucha demanda. Creo que hay un boom en la propia ciudad por parte de los artistas que quieren extender toda esta cuestión de los pasajes, y que realmente el rescate cultural es un rescate que está empujando mucha gente de las artes. Digo esto porque la respuesta fue inmediata: a los 30 segundos de que lo subimos a Facebook, ya había una llamada que quería un local porque estábamos poniendo mi teléfono. A los 8 días estaba completamente llena la plaza”.

4. En la invitación a la renta ¿cómo lo delimitaste para que fuera arrendado dentro de este perfil artístico, cultural y gastronómico?

“Puse una cosa muy directa para evitar rollo y confusión, puse ‘locales para artistas y giros culturales’, porque si nada más lo enfocamos en el arte creo que tendríamos una oferta muy limitada, si los ponemos como estudios de artistas es distinto porque entonces el que renta un local lo ve como su estudio particular y entonces no va a mirar la necesidad de atender un público y a nosotros nos interesa relacionar. Este proyecto está creado para relacionarse con públicos, para crear y atraer públicos, entonces la gente que está ubicándose aquí son de una mayoría de giros culturales, de hecho galerías de arte solamente hay tres e incluso todas tienen la oferta de talleres como una forma de vincularse con el público y de obtener recursos, los demás son cerveza artesanal, diseños de moda, librería…”.

5. ¿Cuáles son los retos a los que consideras se están enfrentando?

“En esto hay todo un desafío, porque todos y todas los que nos estamos estableciendo en la plaza tenemos el desafío de crear una oferta para el público pero además una oferta diferente y de mayor calidad que la que ofrecen las demás, y también tenemos que crear nuevas formas de mercadotecnia y nuevas formas de hacer comercio, estamos asumiendo un riesgo porque es una empresa no fácil crear todo de nuevo. Estamos trabajando desde abajo”.

6. ¿Cuál es tu lectura de que haya tanto interés por parte de los jóvenes y los artistas por el rescate de espacios?

“Hay un boom en el medio cultural, están ubicando su función en el Centro Histórico y su función en la ciudad. Los artistas han escudriñado mucho en esta ciudad para poderse explicar muchas cosas, porque hasta hace poco ésta era una ciudad de paso, ésa era la lectura y las autoridades también se manejaban con ese esquema: una ciudad de paso con muchos inmigrantes, y eso no tenía nombre y ahora tiene nombres: multicultural. Ahora dices ‘multicultura’ y es un signo de orgullo, antes era visto como una revoltura de inmigrantes imposible de entender y todo eso era negativo, y ahora ya hay un intento de ubicarla de manera positiva. Los jóvenes están tomando consciencia de eso, de qué pasó, por qué permitimos que se tiraran edificios históricos, están como descubriendo su ciudad, entonces nosotros caemos como anillo al dedo”.


7. ¿Cuál ha sido la participación de las autoridades en este rescate?

“Ya han venido personas de organismos empresariales a felicitarnos y a decirnos que están en la mejor disposición de apoyarnos, así como la Delegación Centro y Raquel Stabinski [directora de Fomento Comercial y Turístico municipal], pero nosotros lo que estamos pidiendo es protección, una actitud de las instancias tanto de organismos empresariales como gubernamentales de comprensión y entendimiento para que nos ayuden a viajar juntos, y que no nos vayan a tratar como a cualquier comerciante. No somos cualquier comerciante, somos una nueva visión y en ese sentido debemos de ser tratados y cuidados. Así como ellos hablan de incubadoras en distintos ramos que hablen de incubadoras en este ramo que somos los que estamos proponiendo una alternativa. Vamos a invitar a todos ellos a que vean las cosas, queremos que nos ayuden y no queremos que nos molesten los de reglamentos, puedo decir que nos vamos a ir a registrar y que vamos a pagar todos los impuestos que ellos quieran, pero ¿dónde queda una política de apoyo a los nuevos empresarios además con una visión nueva de cómo hacer comercio? Creemos que debemos de ver y negociar de la mejor manera”.

8. ¿Qué es lo que la gente va a poder encontrar en el local ‘Queremos Tijuana’?

“Nosotros nos quedamos con un espacio bien chiquito que es el 103 del Colectivo Queremos Tijuana, yo soy presidente de este colectivo. Este colectivo ha hecho los festivales de Tijuana en Revolución y que este año se va a llamar Queremos Tijuana 2012. Tendremos información sobre gestión cultural, tendremos asesoría en el caso de que alguien tenga la propuesta de querer ser parte de este proceso. La gente joven está entrando a estos organismos, a ‘Queremos Tijuana’. Hay como una tendencia de los jóvenes a entrar a todos estos proyectos y nosotros de repente estamos un poco desorganizados, digo, las asociaciones o los colectivos, entonces estamos en eso. Los jóvenes han estado entrando por sí solos y debemos establecer una forma de trabajar entre todos, sobre todo les gusta esto del rescate de espacios, la creación del Distrito de las Artes, a todo mundo le gusta”.

viernes, 6 de julio de 2012

Crece el interés por el bel canto, crece el Festival Ópera en la Calle


Publicada en La Guía Tijuana: AQUI

Mayor espacio para que la gente disfrute de una larga jornada operística ofrece este año el Festival Ópera en la Calle en su novena edición, a realizarse como de costumbre en la colonia Libertad. Piezas clásicas del bel canto, así como óperas contemporáneas, danzas, poemas musicalizados y presentaciones a cargo de orquestas comunitarias infantiles comprenden su programa, que se dirige a un público familiar.

María Teresa Riqué, directora de la Compañía Ópera de Tijuana y organizadora del Festival Ópera en la Calle, comentó que este evento anual lo realizan en coordinación con el Café de la Ópera, y que a diferencia de otros años esta edición incluye dos horarios para su tradicional desfile, un foro nuevo denominado Fígaro, espectáculos de ópera moderna, además de una oferta gastronómica novedosa.

Los vinos de la región a cargo de grupo Cetto continúan entre las opciones del festival, así como cervezas y refrescos, pero en cuanto a alimentos esta vez se se suman al menu la ensalada César (preparada por el grupo Plascencia), variedad de mariscos, cocina italiana, carnes y por primera vez comida china.

La apertura del festival correrá por parte de la Orquesta Red Cerro Colorado que arrancará la jornada con oberturas de diversas obras para dar paso al primero de los dos desfiles ‘El baile de máscaras’, danzando la ópera de G. Verdi alumnos del diplomado de Lux Boreal y del Instituto Tecnológico de Tijuana, bajo la dirección de Enrique Fuentes. Esto a la una de la tarde, siendo el segundo desfile a las 4:30 pm.

El programa -alternándose en el escenario principal y el foro Fígaro- continuará con coros infantiles, ensambles vocales-escénicos, con la Sinfónica Juvenil de Tijuana, grupos de danza a ritmo de Charleston y danzas rusas, Lux Boreal danza contemporánea y poemas de Neruda musicalizados; sin faltar la representación de algunas escenas operísticas clásicas, como Tosca de G. Puccini con José Medina (como director escénico), Aiko Yamada (al piano), María Lozano (soprano), Salvador Padilla (baritone) y Alejandro Padilla (tenor).

Como Gran Finale el Festival Ópera en la Calle tundra un set de piezas cortas, como Habanera de la ópera Carmen con la mezzosoprano Encarnación Vázquez, In Uomini in Soldati de la ópera Cosí Fan Tutte (Mozart) con la soprano Gabriela Rodríguez, Di Quella Pira de la obra El Trovador (G. Verdi) con el tenor Carlos Galván, Nessun Dorma de la obra Turandot (G. Puccini) a cargo del tenor Carlos Galván, cerrando el coro de la Ópera de Tijuana.

Programa completo: AQUI

Otra de las novedades es el traslado en autobuses del Mexicoach del Festival a la zona de Pueblo Amigo, como una alternativa de estacionamiento. Los camiones saldrán cada hora de ida y vuelta a partir de las 2 de la tarde sin cuota.

El objetivo de este festival, surgido en 2004, es promover el género de la ópera entre un público general y llevar el bel canto a espacios no convencionales, tan es así que antes de conformarse como un evento anual la Compañía Ópera de Tijuana (conformada en el año 2000) presentaba óperas en espacios pequeños como domicilios particulares, cocheras y jardines. Ahora, gracias a este festival así como a proyectos como la Ópera Ambulante y la conformación de coros en escuelas y universidades, el interés por este género ha crecido, y por ello el Festival se ha visto en la necesidad de incrementar su oferta y su acomodo.

Pero ¿cómo se subsidia este festival? La Compañía que encabeza Riqué gestiona fondos a los tres órdenes de gobierno, de donde obtiene recursos que habrán de sostener los proyectos de todo un año. Además se apoya en grupos empresariales, patrocinios y medios de comunicación, todo para responder en la medida de la demanda que hay por este arte, al cual cada vez despierta mayor inter entre la población de todos los sectores y todas las edades.

¿Qué?
9no Festival Ópera en la Calle

¿Cuándo?
Sábado 7 de Julio
De 12 pm a 12 am

¿Dónde?
Calle Quinta, Colonia Libertad

¿Cuánto?
Entrada libre

El insulto bien definido de Molotov


por Melina Amao
Publicada en La-Ch.com: AQUI

El hartazgo por las imposiciones mediáticas, el orgullo de entusiasmar al público extranjero, su faceta como DJ y la dinámica con sus compañeros son algunos de los temas de los que Tito Fuentes, guitarrista de Molotov, habló en entrevista para La-Ch.com, a propósito del concierto que el grupo ofrecerá en Tijuana el próximo sábado 14 de julio, en el estacionamiento del Estadio Caliente.

¿Qué es lo que van a presentar acá en Tijuana el 14 de julio?

Tito: Estamos primeramente muy emocionados de volver a Tijuana, siempre decimos por todo el mundo que es de los mejores públicos de Molotov, como que conectan de volada y las veces que hemos estado en Tijuana la pasamos tremendo, es un público de Molotov muy chido. Partiendo de eso vamos a dar un buen show, con muchas ganas obviamente, pasando por todo el repertorio, como que nos gusta ver a bandas que toquen de todos sus discos y basados en eso hicimos un repertorio de todos los discos más o menos, también tocamos tres o cuatro temas nuevos que estamos como todavía dándole forma en vivo, es un show como de dos horas. Van a ver allá a unos señores barbones borrachos.

Ya ves que su concierto pues ya va a ser después de las elecciones...

T: Sí, horrible, horrible.

¿Cómo ves el panorama?

T: Siempre me gusta aclarar esto por respeto a mis demás compañeros: Molotov no vota ni denuncia una opinión de partido y eso porque somos una banda de rock & roll, pero cada quien como ciudadanos tiene sus puntos de vista, y yo ¡uta! me gustaría que ganara la alternancia pero cien por ciento, o sea, yo sí encuentro en el universo que sí hay cosas que me gustaría que pasaran en el país, entonces ¡uta! está cabrón la imposición de los medios, son tan poderosas mafias las que apoyan ahorita al PRI y a estos weyes en Televisa, es difícil que dejen que cambie esto, pero yo sí creo que si la gente le echa un poquito de cráneo puede cambiar, se puede poner increíble.

Ustedes siempre han sido muy críticos con los medios desde 'Que no te haga bobo Jacobo', ¿piensan dedicarle una nueva canción a los personajes actuales en esto del control mediático?

T: Son unos pendejos, están muy cabrones-- Qué bonito hablo ¿verdad?

No, pues si así son las cosas...

T: Son unos idiotas, son unos pasados de lanza al servicio de las grandes empresas éstas ¿no? Mira: sí y no, como que es un tema que ya hablamos, que nos sigue molestando, tristemente sigue vigente como 'Gimme the power', como 'Voto latino', como 'Hit me'... hasta para tirar carrilla hay que darle vuelta ¿sabes? Hay que tener como las palabras precisas y hay una frase que me gusta mucho que es 'la acusación precisa y el insulto bien definido', ése es el chiste. Muchas bandas se quejan de lo que pasa, por ahí ya hay canciones de Peña Nieto y etcétera etcétera, incluso a los periodistas. Pero la manera de hacer, la manera en que la expresión se sienta natural y artísticamente padre es difícil de llegar, es difícil hacer que trascienda; si no, eres un planfletista o nada más estás gritando tus quejas o lo que sea.

En ese sentido ¿qué consideras que aporta Molotov mediante su música para liberar, reflexionar?

T: Ya recapitulando nos damos cuenta que mucha gente se desahoga, se va a los conciertos y saca el chamuco que lleva dentro, y tal vez en eso participemos. Nosotros en lo que nos hemos mantenido muy sólidos es en ser honestos, en no traicionarnos, en ir a Televisa y tocar 'Chinga tu madre' y 'Gimme the power', en ir a Tv Azteca y lo mismo, como aprovechar los medios. La gente por ahí luego se confunde y nos dice 'fueron a Televisa pinches vendidos', y qué mejor que Televisa que es un espacio que nos corresponde a todos por el Estado, que debería ser de la ciudadanía, entonces lo tenemos que usar. Todo mundo cree que es de Azcárraga o de Salinas Pliego y la neta es que deberíamos aprovechar los espacios.

¿Harías alguna especie de crítica o invitación para tomar postura, esta cuestión de no ser tibios ante la situación de México?

T: Por supuesto, en los conciertos y la gente que nos conoce y en los medios nos ven hablar, estamos diciendo de que le echen cráneo, de que no se vayan con la finta, está cabrón que la banda que menos crees-- por ejemplo: en un restaurante en Coyoacán que es una zona perredista le preguntas a un mesero por quién va a votar y va a votar por Peña Nieto, o sea, la gente es un universo muy grande, entonces cómo convences a esa gente que está en la supervivencia y que le vale madre echarle un poquito de cráneo.

Tienen un documental que acaba de salir ¿cómo les ha ido con esto?

T: Muy bien. Nos invita a hacerlo Olallo Rubio que es un amigo locutor, director de cine, etcétera, que es contemporáneo nuestro, y le toca vivir todo lo que nos tocó vivir: la dictadura en el rock & roll, la imposición de los medios, la censura, el control... como que todos los pasos de la carrera de la banda. En el documental pone el panorama económico, social y político donde se desarrolla la banda y la reacción artística que somos ante ese tipo de situaciones. Y le quedó poca madre. Lo que pasa es que para explicar el contexto de Molotov hay que explicar el contexto de lo que ha pasado en el país, entonces empieza con el PRI desde Avándaro, la dictadura en el rock y cómo surgimos. Hay muchas entrevistas: entrevista a [Juan] Villoro, a Xavier Velazco, a [Javier] Solórzano, a diferentes personalidades ahí de los medios que conocen bien a la banda o la historia de la banda y quedamos satisfechísimos. Nos invitó, nos hizo un par de entrevistas, empezamos a juntar pietaje y nos lo enseñó prácticamente terminado, le quedó poca madre.


¿Y dónde se ha presentado el documental 'Gimme the power' o dónde va a andar?

T: Se estrenó en el DF hace casi un mes pero la distribución es otro problema, es más difícil de lo que parece. De repente nos dicen '¿por qué no han venido a Tijuana o a tal lado?', pues porque tiene que haber una invitación y la producción es un pedo. Igual la distribución de cine es un broncón, empezamos con 62 copias y dependía de cómo le fuera ese fin de semana en México para empezar a tener más, entonces ya salió en Monterrey, ya logró salir en Guadalajara, estamos apuntando para el norte pero está cañón, queríamos que saliera antes de las elecciones. Pero ahí deja muy claro lo que nos pasó a nosotros con el PRI, muchos chavos crecieron y ya estaba el pendejo de Fox entonces ya no saben ni qué onda con el PRI.

También han tenido una faceta de dj's ¿Cómo ha sido esto, cómo son las programaciones que eligen?

T: Ha sido muy curioso, empecé yo porque hago unas fiestas que se llaman Harakiri Night que son en lunes con barra libre de sake, ya te imaginarás que va puro pinche vago... Y a poner música que me gusta, ahí pongo mayormente rock & roll. Estas fiestas se empezaron a poner hard y le metimos electro medio duro pero lo dejé y Paco y Randy empezaron a hacer set de dj's pero más formal como de bailar y eso, pero a mí me gusta más hacer noches de rock &roll, de hecho cuando vamos Paco y yo a mí me va horrible y a él le va súper bien.

¿Cuándo empezaste en esto y qué tiempo de vida le ves? ¿Vas a continuar?

T: Como que siempre he tenido mis zonas y mis cds y mi música en mi casa y siempre que hay gente en mi casa ponemos música, mi esposa es melómana y estamos oyendo música todo el tiempo, entonces de poner música en fiestas para mí empezó de repente que me invitaban a un bar y así surgió lo del Harakiri... Llevo un rato, no lo hago profesionalmente pero me la paso bien, me gusta poner música que me gusta oír. Quiero hacer un Harakiri allá en Tijuana, ya les avisaré.

En cuanto a material discográfico el más actual es su disco en vivo ¿no?

T: Nuestra última producción es el de 'Desde Rusia con amor' y es una serie de conciertos, cuatro conciertos: Perm, Kazán, San Petersburgo y Moscú, y lo acompañamos con un dvd que contextualiza muy bien el viaje y vale la pena verlo con el dvd. Es recopilatorio de todos los discos, no trae nada nuevo sino las canciones en vivo. Tenemos muchos discos en vivo pero ése es como nuestro oficial en vivo.

¿Y no hay plan de sacar un disco de estudio?

T: Contractualmente con Universal estamos atorados a sacar este disco, de hecho lo hicimos en el 2010 y nos tardamos dos años. Estamos libres en noviembre de este contrato y ya vamos a tener oportunidad de sacar discos más seguido, analizar cuál es la mejor forma de distribuir un disco, etcétera.

¿En esta gira tienen planeado salir del país?

T: Vamos a hacer poquito más la república lo que queda de julio. Nos vamos de mediados de julio a medianos de noviembre a Europa, tenemos como 40 shows por allá: Alemania, Suiza, Dinamarca, Holanda, Austria, República Checa, Eslovenia, Eslovaquia, Hungría... es bastante larga. Regresamos y hacemos Centro y Sudamérica, un poquito más en la república mexicana para fin de año y paramos definitivamente para un inédito para el 2013, ya les estaremos diciendo.

Salir del país y llevar en sus canciones esto de la situación mexicana, llevarla y gritarla en otras partes ¿cómo sienten la respuesta?

T: Nosotros orgullosísimos, es lo que más nos late, representar a los mexicanos por allá sin marimbas ni trompetas. El folklor es otro, es poca madre, tremendamente satisfactorio tocar en otras partes y que reaccione la gente. La grabada es padre y trasciende y luego te mueres y quedan los discos grabados, pero el momento en el concierto ¡uta! irrepetible la energía que te da y es una situación que nos fascina.

¿Cómo es la relación con tus compañeros?

T: Es muy cagado, somos muy diferentes personas los cuatro pero eso creo es lo que nos ha mantenido unidos, nunca hemos tenido un connato así de pelea ni de separarnos. La separación ésta era una idea artística de que cada quien hiciera un EP, separarnos para hacer un disco pero nada de mala vibra ni nada, era como un plan tal cual. Creo que el respetarnos los cuatro y el entender al otro y tener esa semi-democracia interna es por lo que nos llevamos poca madre, somos cuatro personas muy diferentes más todo el staff que al final viajamos como once personas. Es increíble, imagínate: desde los 19 y 20 años, ya ahora ya estamos pegándole a los 40. Pasamos de todo: no existía internet prácticamente cuando salimos, las redes sociales, la comunicación con la gente, la tecnología... es chingonsísimo. Desayunamos, viajamos, comemos, caminamos, algunos vamos a museos, otros no...

¿Algo que desees agregar?

T: Que nos morimos de ganas de tocar en Tijuana, ya queremos que sea 14. No sé exactamente cuándo fue la última vez fuimos pero nos morimos de ganas.

jueves, 14 de junio de 2012

TJ Beer Fest... Primera llamada


Melina Amao Ceniceros
Publicada en La-Ch.com: AQUI

El Festival Internacional de la Cerveza Artesanal, o TJ Beer Fest, ya está por realizar su octava edición, y para convocar al turismo de ambos lados de frontera los organizadores informaron sobre los avances, señalando que ya van 23 cervecerías confirmadas de las cerca de 50 que esperan que este año oferten más de cien tipos de cervezas gourmet, en el estacionamiento del Hipódromo Caliente los días 13 y 14 de julio.

tjbf2012Casas cerveceras de Querétaro, Puebla, Guadalajara, del sur de los Estados Unidos, de la región bajacaliforniana e incluso de Alemania son las que formarán parte del TJ Beer Fest 2012, el cual como cada año es organizado por la Cervecería Tijuana y Stone Brewing Co.

El director general del Consorcio Cervecero de Baja California, José Antonio González, comentó que tras fundarse la Cervecería Tijuana se vieron ante el reto de dar a conocer la variedad de cervezas que produce y distinguirlas de la cerveza comercial, por lo que crearon un Festival de la Cerveza con un perfil incluyente para otros cerveceros artesanos.

"La producción de la cerveza quizá sea tan antigua como la producción de vino, se remonta a muchos cientos de años atrás. En el año 1516, apenas nos acababan de descubrir a nosotros, en Europa ya se tuvo que definir cuál era una cerveza pura. Así como para el tequila hay una ley de pureza que dice que sea 100% agave, en 1516 en el viejo mundo de Europa se definió que la cerveza pura se preparaba 100% con malta de cebada; con el lúpulo, que es una flor que le da el aroma y el sabor; la levadura, que es un microorganismo que fermenta; y el agua", explicó José Antonio González.

Es así que distinguió que las grandes cervecerías en su mayoría no respetan la pureza de la fórmula de la cerveza, ya que en su afán comercial reducen los costos de producción adquiriendo granos baratos y agregándole azúcar.

"Desde que elaboramos nuestra cerveza decidimos hacerla con esta calidad para darle satisfacción y alegría a nuestra ciudad, no dolores de cabeza", agregó, bromeando con que el dolor de cabeza tampoco lo ocasiona la cerveza artesanal Tijuana "ni por consumirla ni porque sea mala".

Para esta edición el TJ Beer Fest, coordinado por Angélica Beltrán, contará con las marcas organizadoras (Cerveza Tijuana y Stone Brewing Co.) así como con Cerveza Frontera, Aguacaliente, Cucapá, Josefa, Minerva, Primus, Baja Malibu, Patricia, Querétaro, Cromwell, Grill Station Beer House, Premium Beer Boutique, Oskar Blues Brewing, Beer Factory, Baja Box Boutique, Mad River Brewing, entre otras.

Habrá también oferta gastronómica y botanera a cargo de Restaurant Caesar's, La Taberna TJ, Giussepis, L.A. Cetto, Botanas Bachoco, Huaraches El Teco, Botanas y Clamatos La TJ, Restaurant La Querencia, Paella Iris, y Bratwurst and fritten.

En cuanto a los espectáculos que se podrán disfrutar en ambos días, habrá un tributo a The Beatles (Beatleamanía Tribute), otro a Guns n' Roses (Hollywood Roses), estará el guitarrista Javier Bátiz y además el proyecto de rock alternativo New David, mientras que falta por confirmar la participación del Colectivo Nortec, lo que darán a conocer en una segunda rueda de prensa.

La entrada tendrá un costo por día de 120 pesos ó 10 dólares, e incluye 3 degustaciones de 4 onzas. El costo del vaso con cerveza variará de los 20 a los 40 pesos, aunque se estima habrá una cerveza de barril proveniente de Alemania cuyo vaso podría costar entre 50 y 60 pesos.

Además para esta emisión, el TJ Beer Fest ha lanzado una edición especial de camisetas conmemorativas que se pueden adquirir en la Taberna TJ, donde asimismo ya se pueden comprar los boletos de entrada.

Otros puntos de venta de boletos en Tijuana son: Hotel Camino Real, Grand Hotel Tijuana, Servieventos, Agencia Staff en Auditorio Municipal, Restaurant Baja Terra. En Ensenada: Viajes Kinesia y Cava Barón Balché. Y en Mexicali en: Hotel Crown Plaza y Tienda La Sombra de la Elegancia.

El Festival Internacional de la Cerveza Artesanal será en el estacionamiento del Hipódromo Caliente el viernes 13 y sábado 14 de julio.

lunes, 11 de junio de 2012

8cho preguntas con… Daniel Salinas Basave


Melina Amao Ceniceros
Publicada en La Guía Tijuana: AQUI

Daniel Salinas Basave nació en Monterrey, Nuevo León, pero se asume bajacaliforniano no sólo porque radica en Tijuana desde hace varios años sino porque su primogénito nació en este estado. Periodista, articulista en diferentes medios (La Guía Tijuana uno de ellos), escritor, amante del heavy metal y del futbol, Daniel Salinas es un hombre enérgico que no teme compartir lo que piensa y que con toda intensidad se aboca a tocar los temas más sensibles y hasta los “políticamente incorrectos”. En este trayecto ha publicado varios libros desmitificando leyendas o personajes, como su libro más reciente (La liturgia del tigre blanco) en el que aborda la vida del polémico político priista Jorge Hank Rhon desde una perspectiva periodística. No pretendió ser juzgador ni apologista, solamente narrador de una historia con la que se tejen muchas otras. Así pues, Daniel contestó su celular desde la Ciudad de México (al encontrarse de gira promocional) para responder ocho preguntas.

1. ¿De dónde nació tu inquietud por escribir ‘La liturgia del tigre blanco’?

“El primer reportaje que yo firmé en Tijuana fue en agosto de 1999, se llamó ‘Un hipódromo sin caballos’ y fue un reportaje precisamente sobre Jorge Hank Rhon. La primera entrevista exclusiva que le hice a él fue el 24 de febrero del 2003, posteriormente me tocó cubrir toda su campaña a la alcaldía, su trienio como alcalde, su campaña a la gubernatura, su impugnación ante el Trife. De alguna forma como reportero fui una sombra muy incómoda en su vida. Al ver el personaje siempre había pensado escribir una novela, me parecía un personaje de ficción casi perfecto, que pudo haber creado un autor de realismo mágico, vi que ese personaje me estaba nutriendo para escribir una ficción, hasta que el 4 de junio del 2011, cuando lo detuvieron, tuve así como una revelación y dije ‘yo no tengo que escribir ninguna novela, lo único que tengo que hacer es contar la realidad tal como fue’, y fue ese día que empecé a escribir este libro, que ya había querido escribir desde hace mucho, y lo terminé el 31 de diciembre de 2011”.

2. ¿Fue darte cuenta que la realidad supera la ficción?

“Creo que las cosas con las que te vas topando me parecen que superan cualquier fantasía, simplemente se trata de contar una historia tal como fue y saberla contar. Quise hacer sobre todo un libro muy narrativo, de periodismo narrativo, o sea, más que un reportaje es una crónica, más que un reportaje es una biografía narrativa, es decir, no es una biografía-novela porque no cuento ninguna mentira, no cuento nada que no sea real, no hay ficción, sin embargo la estructura narrativa sí es propia por lo menos del periodismo narrativo. No quise hacer una estructura fría del reportaje”.

3. ¿Qué has identificado que llama más la atención de este personaje en la Ciudad de México?

“Es obvio que es muy diferente cómo se recibe el tema aquí [Ciudad de México] que en Tijuana, es decir, en Tijuana lo conocemos de otra manera; mi libro es un libro muy tijuanense, es muy testimonial, de hecho la segunda parte hablo en primera persona, son cosas que yo viví como reportero, es una crónica. Creo que nosotros como reporteros tijuanenses lo conocemos de otra manera porque hemos convivido de una manera más cotidiana y aquí en la lejanía están muy familiarizados con la historia de su papá, de Carlos Hank González, pero sigue habiendo como algo con un aire de leyenda demasiado oscura, demasiado surrealista. Veo que a los colegas del DF les llama mucho la atención el hecho de que yo lo haya entrevistado para este libro, porque piensan que es alguien inaccesible, alguien difícil, no sé, conocen tres o cuatro anécdotas de su vida, pero realmente no están familiarizados”.

4. Coincidir la promoción de tu libro con las campañas políticas no es fortuito ¿verdad?

“No. Una pregunta que aquí todos los medios me han hecho es la relación de Hank con Peña Nieto, la relación con el grupo Atlacomulco, es algo que les interesa muchísimo y es algo que se toca en el libro. Hay un capítulo que se llama ‘Un político preso es un preso político’ donde hablo de cómo el priismo nacional dejó solo a Jorge Hank cuando estaba en la cárcel, cómo Peña Nieto, Eruviel Ávila, Luis Videgaray simplemente lo negaron, dijeron casi que no lo conocían, que no había dinero de él en la campaña del Estado de México cuando sí había dinero y había 33 hankistas que los han reconocido, como Luis Javier Algorri, Mario Madrigal, César Cásarez, Ranier Falcón, que estaban apoyando la campaña del Estado de México. Yo lo que les he dicho es que Peña Nieto, que es un hipócrita por obvias razones, va a hacer todo lo posible porque no le tomen una foto con Jorge Hank pero eso no significa que no sean amigos ni que no se hayan reunido en privado como se reunieron ahora que Peña Nieto fue a Mexicali”.

5. ¿El hecho de ser papá ha impactado en tu decisión de escribir este tipo de libros?

“Todo mundo dice que los niños traen una torta bajo el brazo, la torta que trajo Íker fue una torta de creatividad. Mucha gente piensa que tienes un hijo y te pones a hacer otro tipo de trabajos y yo paradójicamente tuve un hijo y me di cuenta que lo único que más o menos puedo hacer en este mundo es escribir y lo que tenía que hacer era ponerme a  escribir en serio y apostarle a eso: entrar a concursos, tocar la puerta a las editoriales, empezar a pensar en proyectos grandes, con plazos, con estructura. Ser papá de alguna forma te hace asumir otro tipo de retos y creerte capaz de más cosas, y pues sí, la torta que trajo Íker fue de pura creatividad: desde que nació llevo tres libros publicados y ya tengo otros dos que entregué y vamos por más”.

6. ¿Cómo es tu relación con la música, que sé es otra de tus pasiones?

“Siempre que estoy escribiendo estoy oyendo heavy metal en los audífonos, me levanto escuchando heavy metal, escucho heavy metal todo el día y me duermo escuchando heavy metal, y así son todos los días de mi vida; de hecho el viernes acabo de ir a un concierto de Sabaton de Suecia. Para mí es clave: estar escuchando metal es algo que te carga la energía y la furia con que tienes que enfrentar la vida, así es como me enfrento al mundo y que saco coraje y toda la rabia que a veces es necesaria y que trato de traducirla en creaciones; pero sí: el metal es una parte fundamental de mi vida, no podría concebir mi vida sin ello”

7. ¿Qué estereotipo respecto a Tijuana es el que más te molesta?

“Si bien es cierto que está de moda la Baja Med y el Valle de Guadalupe y Nortec y ciertas cosas que nos dan una imagen de vanguardia, el estereotipo que tienen los colegas periodistas sigue siendo el de una ciudad violenta, intransitable. Muchos me preguntan ‘¿qué haces viviendo ahí? ¡Qué masoquismo!’ y se sorprenden mucho que les digo que quiero vivir toda mi vida en Tijuana, para mí Baja California es el mejor estado de México para vivir, yo nunca lo dudo. Sin embargo pienso que pese a todos los esfuerzos que se han hecho por parte de Tijuana Innovadora, pese a la gran cantidad de funcionarios bajacalifornianos que se han colocado en buenos cargos federales, sigue persistiendo ese estereotipo tan tonto de lo que es Tijuana”.

8. Si por alguna situación extraordinaria tuvieras que ir a vivir a otra ciudad ¿qué es lo que más extrañarías?

“Sobre todo los atardeceres y los amaneceres en el océano Pacífico porque desde que vivo en Tijuana he vivido junto al mar. Me gusta mucho la apertura de su gente, la libertad de su gente, la capacidad que tienes en Tijuana de sobresalir por lo que tú eres, por tu esfuerzo, por tu trabajo y no por tus apellidos ni recomendaciones, es decir, Tijuana es de las pocas ciudades del país donde lo que vale realmente es el trabajo y el espíritu. Extrañaría que en media hora de camino puedes estar en la montaña, en Tecate, que en invierno está nevado y que 45 minutos después estás en el desierto, uno de los lugares más calientes, la Laguna Salada; que cruzas la frontera y de pronto estás en lugares contrastantes del mismo San Diego que también es un mosaico, o poder estar en la carretera escénica rumbo a Ensenada, que es donde vivo, o ir al Valle de Guadalupe. Dicen que uno es de donde nacen los hijos y mi hijo nació en Baja California, entonces yo soy bajacaliforniano”.

Balance de la 30 Feria del Libro de Tijuana

Visitantes aplauden diseño de la edición 30 pero lamentan elevados precios de libros

Melina Amao
Publicada en Bitácora Cultural: AQUI

El diseño colorido, juvenil e innovador de la 30 edición de la Feria del Libro de Tijuana fue sin duda uno de los aspectos que más llamaron la atención de quienes visitaron este año la “fiesta de los libros”.

La imagen de esta emisión estuvo a cargo de la diseñadora gráfica Talia Pérez, y constó de personajes sin rostro que con llamativos atuendos y extravagantes cabelleras se encontraban leyendo, algunos en situaciones poco convencionales.

Así se pudo apreciar a una músico con su guitarra en la espalda caminando con la mirada fija en el libro que sostenía su mano, a un bailarín urbano de break dance consumiendo algunas letras mientras se equilibraba sobre uno de sus brazos, o a un ‘chopper’ barbón con un libro abierto en el manubrio de su moto, en fin, diversos personajes promoviendo la lectura mediante un concepto de inclusión, quitándole -digamos- lo acartonado a la idea de la lectura de libros.

Estas imágenes no fueron sacadas de la imaginación de Talia por completo, sino que se trató de personas reales cuyas estéticas fueron reinventadas por la autora para crear el diseño de la 30 Feria del Libro, personajes con los que cualquier transeúnte se puede topar por las calles de Tijuana.

Impresos en el programa de la Feria, en separadores de libros, incluso en gran formato (casi del tamaño de una persona real) esos hombres y mujeres sin rostro vistieron la edición del 2012 y fueron apreciadas por quienes acudieron, según pudimos constatar tras un breve sondeo, en el cual preguntamos a los visitantes de la Feria su opinión respecto a la edición de este año, y el diseño fue precisamente de los aspectos más laureados, al ser destacado como un elemento que la mayoría identificó y que incluso a algunas personas causó orgullo al saber se trataba del diseño de una mujer.

Pero en este levantamiento de opiniones, que fue aleatorio (teniendo como único requisito se tratara de personas que ya hubieran recorrido el recinto ferial) también encontramos puntos a considerar tal vez menos favorables: uno de ellos (acaso el que más se repitió) fue el costo de los libros, que varias personas estimaron elevados.

Tanto jóvenes (estudiantes o trabajadores, o de ambos perfiles) como adultos (padres de familia con hijos menores de edad o adultos mayores que acudieron con sus nietos) coincidieron en que los precios de los libros les parecieron altos, mencionando algunos que no encuentran diferencia en acudir a una Feria del Libro o a cualquier librería establecida. Hubo quienes sugirieron promover más el intercambio de libros o la cultura del libro usado, pero la mayoría pidió precios más accesibles para adquirir libros nuevos sin golpear demasiado su bolsillo, considerando los ingresos de los asalariados.

Ésas fueron algunas voces que opinaron respecto a los costos, aunque asimismo una entrevistada compartió que le parecieron justos los precios, y por otra parte una potencial compradora dijo los libreros requieren un mejor sistema de búsqueda de títulos, ya que fue muy tardado para ella hallar el ejemplar que buscaba, por lo que prefirió retirarse.

Respecto al espacio físico de la Feria también recogimos opiniones: por un lado hubo quienes dijeron que la ubicación (dentro del estacionamiento de la Plaza Río) no les ha convencido del todo pese a que ya lleva varios años realizándose allí. La avenida Revolución (donde anteriormente se realizaba) fue recordada por varios de los entrevistados, quienes expresaron su deseo de que la Feria del Libro regrese a la calle. Si bien reconocieron casi todos las ventajas en cuestión de estacionamiento que tiene la ubicación de la feria en la zona del Río, refirieron al entorno de “la Revu” como uno que propicia más el paseo en familia o con amigos, encontrándole a esa zona la posibilidad de llegar caminando y con ello favorecer el resto de la avenida con el turismo.

Por otro lado, los días que la Feria del Libro contó con más afluencia (los fines de semana) dejaron ver otro inconveniente: la circulación del aire, que fue escasa. Es sin duda de destacar la numerosa asistencia de visitantes, cosa que siempre se aplaude, pero al estar éstos bajo techos y paredes de lona (y en días calurosos) fue inevitable percibir el ambiente un tanto sofocado. Esto fue comentado por algunos de los entrevistados. Además hubo quienes señalaron, especialmente adultos, que los asientos fueron insuficientes.

Muchos de los visitantes fueron primerizos en esto de asistir a la Feria del Libro de Tijuana, y cuando opinaron para nuestra encuesta sobre sus apreciaciones destacaron la variedad de editoriales, de autores invitados y de títulos, sin embargo varios calificaron como poca la difusión de la feria, mencionando que les hubiera gustado enterarse del calendario mediante la prensa local, sea impresa o televisiva, con mayor antelación.

La diversidad de temas presentados fue algo que atrajo tanto a jóvenes como a adultos; incluso el programa artístico dotó de su cuota de asistentes, pues mucha gente acudió en principio a escuchar a algún cantante o a apreciar determinado espectáculo dancístico y de ahí se dio la oportunidad de recorrer y conocer el resto de las opciones.

La información fluyó oportuna para quienes recién se acercaban al recinto y en todo momento hubo auxiliares que orientaron a los visitantes sobre sus alternativas dentro de la feria.

Como cada año (y como en todos los eventos de esta naturaleza) hubo autores que atrajeron un mayor número de público, uno de ellos Xavier Velasco, quien inició la presentación de su libro ‘La edad de la punzada’ como todo un rockstar clamando un “¡¿Cómo estás, Tijuana?!”. La boxeadora Jackie Nava, quien junto con Araceli Martínez ofreció la charla en torno al libro ‘El negocio del dolor’, fue otra de las invitadas que convocó un buen número de asistentes, los cuales al final se tomaron la foto con la campeona también conocida como ‘La princesa azteca’.

En cuando a los espectáculos, los días de apertura y cierre (que constó de conciertos con belcantistas) así como la presentación de Madame Ur y Sus Hombres fueron algunos de los que contaron con un lleno total, aunque en general todas las presentaciones fueron muy bien recibidas por los asistentes, como la de Nidia Barajas que con su concierto del sábado 2 de junio marcó su regreso a Tijuana tras una gira por el centro del país. Nidia, cantautora tijuanense, se sumó al bloque denominado ‘Poetas que cantan’ y bajo ese concepto ofreció un show dinámico, en el que incluyó las voces de jóvenes poetas independientes y artistas urbanos (bailarines de break dance, uno de ellos incluido en el diseño oficial de la Feria).

Fueron cerca de 50 espectáculos escénicos, más de 150 autores, dos centenares de sellos editoriales, 113 módulos de exhibición y numerosas actividades para niños los que durante 10 días gozó Tijuana gracias a la organización de la Unión de Libreros y del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), quienes seguramente tomarán en consideración las opiniones de los asistentes a la Feria vertidas a Bitácora Cultural, a fin de mejorar la oferta en su edición 31.

Aún hay boletos para Caifanes


Melina Amao Ceniceros
Publicada en La-Ch.com: AQUI

El concierto de Caifanes en Tijuana, programado para el sábado 16 de junio en el Estadio Caliente, aún cuenta con boletos a la venta para todas las localidades, es decir, tanto para entrada general como en las zonas VIP.

En rueda de prensa convocada por Producciones Bulldog, cuyo director es Enrique Von Borstel, se informó que la venta de boletos sigue abierta en las taquillas con precios de 300 pesos para las gradas en área general, 500 pesos para la cancha en área general, 600 pesos para las gradas laterales y 800 pesos para las zonas VIP.

Los organizadores indicaron que existe el rumor de que los boletos se han agotado, sin embargo esto es falso ya que la venta va a la fecha como en un 60% de la capacidad.

Se estima que el concierto tenga una duración de casi 3 horas, donde Saúl Hernández, Diego Herrera, Alejandro Marcovich, Alfonso André y Sabo Romo recorrerán toda su discografía como Caifanes.

Venta de boletos en sistema TicketMaster y en la taquilla del Black Box (avenida Revolución y calle Sexta), informes al teléfono 638.77.77.

En entrevista para La-Ch.com Enrique Von Borstel:

domingo, 22 de abril de 2012

8cho preguntas con... Miroslava Wilson


Por Melina Amao Ceniceros
Fotos: Ieve González
Publicada en La Guía Tijuana: AQUI

Desde niña estuvo involucrada a la danza al cursar talleres en la Casa de la Cultura de su natal Hermosillo, Sonora, y al paso de los años su experiencia avanzó hasta matricularse en la Escuela Profesional de Danza (en Mazatlán, Sinaloa), conformar una compañía dancística durante sus estudios, viajar a diversos países, egresar como artista escénica, mudarse a Tijuana y conformar otra compañía: Péndulo Cero. Es Miroslava Wilson, quien codirige esta agrupación al lado de Carlos González, teniendo además como compañeros de la danza contemporánea a Iliana Jiménez y David Mariano. Miroslava es entregada a su profesión, a la cual le busca nuevos caminos y significados en un proceso continuo, dinámico, vivo, en el que conocerse y reconocerse para generar un discurso corporal con identidad propia y conexión con el espectador es parte fundamental. Para la Muestra de Danza Contemporánea Cuerpos en Tránsito participará Péndulo Cero con un concepto innovador que consta de la intervención de espacios cerrados, cuya presentación será en el estacionamiento del Cecut el 27 de abril. Pero antes, Miroslava continuará con las funciones de la obra ‘La luna te lo dirá’, un montaje interdisciplinario que reúne danza, actuación, canto y música instrumental de Cri-Cri. Así, esta bailarina, codirectora, gestora cultural, mujer en constante aprendizaje permite asomarnos a su mundo, que construye sobre y bajo el escenario.

1. ¿Cómo es tu proceso como bailarina?

“Mi proceso es todos los días: como bailarina primero me asumo como persona y por hacer lo que tengo que hacer como persona es que puedo bailar. Tenemos mucho trabajo porque ser bailarín y tener a cargo una compañía implica tener un entrenamiento, una preparación constante, una búsqueda de tu lenguaje corporal, siempre te estás reconociendo, siempre te estás encontrando nuevas maneras y tratas de mantener tu origen; nuestro principal trabajo es: ‘en la medida en que yo me conozco y me reconozco puedo ser un canal para expresar las ideas, tanto mías como de otros’. Pero no sólo es eso, también implica toda una capacitación en cuanto a gestión cultural, administración, recursos humanos, empatía, o sea, muchas cosas que envuelve el trabajar con otro grupo de artistas. Normalmente en los grupos independientes los bailarines no son sólo bailarines sino que implica que seas muchos roles, entonces te diversificas, eres más integral como persona”.

2. ¿Cómo es un día para ti cuando tienes función?

“Yo me siento en función todo el tiempo en mi cuerpo y en mi mente... cuidarme de no lastimarme, cómo duermo, cómo camino, dónde pongo el pie, el trato entre nosotros mismos para mantener un estado de función que es un estado de alerta escénico, porque no es nada más cuando estás arriba: es todo el rato, es como una atmósfera personal que la mantienes, que la nutres, digamos que estás sensibilizado, estás conectado. Un día normal es cuidarte, cuando es una temporada se mezcla tu vida con las funciones, entonces es encontrar la manera de estar equilibrando esta gran entrega que uno tiene que dar y que nos gusta… ése es nuestro rol”.

3. ¿Procuras comer algo en particular para cuidar tu cuerpo?

“Busco en las mañanas comer fruta, comer cada tres o cuatro horas para que no haya un bloque largo sin ingesta, a mediodía que haya proteína que no sean cosas muy pesadas, muy grasosas, nada que se me pueda revolver el estómago. Trato de comer balanceado pero sí comer bien porque si no, no das; es un desgaste fuerte”.

4. ¿Haces algún ritual previo a salir a escena?

“Sí, claro. Hay dos cosas bien importantes para mí: la conexión conmigo, lo que tengo que hacer para conectarme con este reconocimiento: ‘hola, estoy aquí, hola cuerpo, hola mente, hola emociones’; ese ritual varía, depende del día, a veces es de movimiento, de respirar, de correr. El otro es el reconocimiento del espacio, con el teatro, cómo está la temperatura, dónde estoy, y muy importante es con quiénes estamos en escena compartiendo ese momento de vida… Buscamos tener unos diez minutos de un calentamiento muy orgánico, muy ritualesco, digamos tribal, que conecta la energía de todos”.

5. ¿Cómo has visto el desarrollo de la danza contemporánea en Tijuana?

“Veo que Tijuana es una ciudad fértil para las ideas, tanto para la danza como para cualquier idea, es una ciudad donde puedes visualizar proyectos y hay una apertura muy noble a generar lazos y alianzas con otras disciplinas, otros artistas, otros profesionales… La danza en Tijuana es muy diversa, para mí la profesionalización es que tu trabajo como artista escénico tenga un trasfondo y un proceso; ‘profesional’ para mí no es nada más bailar constantemente o estar en un escenario, sino el proceso que te sustenta y tu discurso escénico, qué tienes que decir y cómo estás listo para ello; en ese sentido yo diría que el trabajo como artistas escénicos todavía en Tijuana necesita más capacitación, más tablas, que venga gente de fuera a nutrir, movimiento desde la danza y también movimiento de los contenidos, y yo aplaudo y me enorgullece ser parte de una comunidad movida y diversa. Al final los artistas independientes somos pulmones, de repente una sociedad más compactada en estructuras y en productos sí es importante, es un gran compromiso y Péndulo Cero lo asume como tal”.

6. ¿Viste el documental a la coreógrafa alemana ‘Pina’?

“Sí. Durante la carrera de danza una de mis mayores referencias y de mis inspiraciones como creadora en el mundo de la danza-teatro ha sido Pina Bausch, y tuve la oportunidad de ver sus obras en vivo en dos ocasiones: una en Santiago de Chile y otra en Los Ángeles, y me encanta: me fascina su manera de componer, su atrevimiento y su manera de potenciar al bailarín y al intérprete desde el mínimo hasta el máximo del movimiento, la manera tan poética de componer metáforas en escena. Se me hace una lección para los artistas escénicos de generar equipos interdisciplinarios, porque no existiría ese documental si no hubiera un equipo interdisciplinario alrededor de Pina, eso es lo que más me gustó; también ver todo lo que va a favor de una idea”.

7. ¿Qué van a presentar en Cuerpos en Tránsito?

“Cuerpos en Tránsito este año está apostando por propuestas escénicas que abogan a la desestructura, a otros tipos de producción, procesos, movimientos escénicos, y ‘Casa que pertenece, contenedor inocente’, obra que presentamos en esta edición, trae una búsqueda muy profunda de la conexión con el espectador desde la disposición escénica y desde el proceso que nos lleva a generar la obra. Lo más importante de la obra ha sido el proceso creativo que hemos tenido para conjugar ‘Casa que pertenece…’, este proceso inició en noviembre del año pasado en el DF con un proyecto muy vanguardista que es intervenciones en casas habitación, oficinas, salones de clases. ‘Salas de urgencia’ es un proyecto que iniciamos allá, fue generado por el dramaturgo Alfonso Cárcamo y la Compañía Seres Comunes; es un modelo de creación, una metodología… Vamos a estar en el estacionamiento del Cecut, porque mantenemos este formato que no es para foro, es una intervención del espacio”.

8. ¿A qué alude el nombre de Péndulo Cero?

“Péndulo es movimiento armónico simple, es un movimiento que tiende a mantenerse a menos que haya una fricción que lo frene, entonces creo que eso somos todos… lo que va definiendo el movimiento del péndulo es el viento, el movimiento oscilatorio, eso es como una metáfora de péndulo; también varias de nuestras estructuras corporales son pendulares. El cero alude a que de la nada partimos: si no hubiera cero no hubiera lo que sigue, entonces es partir de un punto neutral para estar abiertos a poder generar opciones, nuevas ideas, aportaciones, es decir, estamos en el cero para abrirnos a nuevos números y volver al cero, no asumir que somos y que ya sabemos”.

lunes, 12 de marzo de 2012

8cho preguntas con... Juan Cirerol

por Melina Amao
Publicada en La Guía Tijuana: AQUI

Músico y cantante, compositor irreverente, hombre de canto honesto, “pisteador” y fumador, el cachanilla Juan Cirerol se encuentra en la etapa ascendente de su joven carrera musical, la cual cuenta al momento con un par de discos en los que concentra su estilo norteño-popular-campirano en ocasiones lleno de comicidad y otras de dramatismo. Son los álbumes ‘Ofrenda al Mictlán’ editado en 2009 y ‘Haciendo leña’ lanzado en 2011, donde Cirerol, de 24 años le canta a los temas más impensables: al ocio, a las drogas duras, a los paisajes fronterizos, sin olvidar componer una que otra canción al amor y a la sensualidad. Veloces rasgueos de guitarra, intensos soplidos de armónica, una voz penetrante y un tanto nasal, es la combinación que le ha hecho merecedor de un éxito no sólo regional sino también nacional, acumulando miles de seguidores y abriéndose nuevas plataformas, como el Festival capitalino Vive Latino, que este año incluye en su cartel tres propuestas bajacalifornianas: Los Kung Fu Monkeys (Tijuana), Carla Morrison (Tecate) y Juan Cirerol (Mexicali). Así, previo al inicio de su gira por el estado, Juan accedió a una entrevista, respondiendo entre tragos y humos, a veces serio, otras bromista, pero siempre atento.

1. ¿Cómo fue tu entorno familiar mientras creciste?

Mis tíos tocaban canciones rancheras en las carnes asadas de la familia siempre, tengo un tío que particularmente toca la guitarra muy bien y canta, mi abuelo me contaba que había otros familiares viejos que eran parte de las orquestas más buenas de Sonora, de los años paupérrimos, pero en sí tener una herencia musical supongo que sí, en mi familia hay muchos artistas muy talentosos que no han hecho nada públicamente, me gustaría pero no lo han hecho. Mi primo tocaba conmigo siempre; tengo una prima que es buenísima con el barro, los mosaicos, el dibujo; y tengo otra prima que tiene tintes como de escritora.

2. ¿Qué tipo de música escuchas cuando te sientes melancólico o triste o despechado?

Fíjate que mis canciones, por eso creo que tengo tantas canciones porque cuando tengo un recuerdo lo escribo o cuando siento algo lo escribo; y a veces cuando no tengo una guitarra me pongo a escuchar a Los Beatles, o a Celso Piña, también a Miguel y Miguel, Johnny Cash.

3. ¿Con qué sentimiento te identificas más?

Mmmm… Con desidia y confusión.

4. ¿Qué significa para ti tocar en el Vive Latino?

Eeeh… pues significa una tocada más, pero ya por la magnitud del evento significa como darme cuenta más que nada que tengo muy buenas personas, muy talentosas, a mi lado que creen en lo que hago.

5. ¿Si fueras un súper héroe cuál sería tu súper poder?

¿Mi súper poder? Ah chinga’o… pues yo diría que, no sé, tirar caguamazos con fuego [risas].

6. ¿Qué es lo que te interesa que sienta la gente al escuchar tu música?

Supongo que depende de la canción que esté tocando, o sea, me gusta que la gente se alegre, también me gusta que la gente se agüite conmigo. Más que quererles hacer que sientan algo es como buscar compañía.

7. ¿Algo que te guste mucho o algo que odies?

El simple hecho de tocar y ver que alguien te está esperando es como lo mejor, y supongo que no tendría nada qué odiar en esto; si no, no lo haría. Tengo muy bien catalogado qué es lo que odio y de lo que me quiero alejar, por eso soy músico.

8. ¿Qué es lo que sigue para ti este año?

Voy a estar tratando de encontrar un buen lugar a dónde mantenerme alejado de ciertas cosas que ahorita no debería estar haciendo. Voy a grabar un disco muy largo y poco vendible para ver qué pasa, quizás un álbum doble… sí, creo que eso va a ser.

domingo, 11 de marzo de 2012

Un lugar para interactuar con el arte


Al término de la primera década del siglo XXI muchos espacios comerciales de Tijuana se encontraban abandonados debido –principalmente– a dos factores: la crisis financiera y la inseguridad

Por Melina Amao Ceniceros / Corresponsal
Publicada en Fusión14: AQUI

Tijuana, B.C.- Al término de la primera década del siglo XXI muchos espacios comerciales de Tijuana se encontraban abandonados debido –principalmente– a dos factores: la crisis financiera y la inseguridad. Dramática situación, si bien afectó a algunos comerciantes, permitió que un grupo de artistas encontrara un espacio para brindarle un nuevo giro, fundamentalmente cultural. Se trata del Pasaje Rodríguez, ubicado entre calles 3ra y 4ta del Centro Histórico, que conecta las avenidas Constitución y Revolución.

En el 2010 un grupo de creadores independientes, en su mayoría plásticos, analizó la posibilidad de rentar establecimientos que anteriormente se enfocaban a la venta de curios (artesanías, adornos y curiosidades para los turistas), con la intención de transformarlos en sus talleres y galerías, a fin de brindar a la población un espacio no institucional de promoción artística, y a los artistas un lugar para la creación, exhibición, venta y desarrollo de su obra.

Gonzalo Lara, arquitecto y pintor, fue uno de los artistas que empezó junto con otros diez y después con más de veinte a soñar –así lo narra– con la idea de crear un distrito cultural en el centro de Tijuana, sueño que mediante diversas gestiones hoy está por cumplir dos años de realidad.

“Estar aquí se inició a partir de una exposición que tuvimos precisamente en el Pasaje con la agrupación de Queremos Tijuana, ellos traían un festival de exponer en espacios públicos como éste, y en la misma convivencia con los artistas empezamos a platicar y a soñar en su momento que sería interesante, al ver los locales vacíos, que pudiéramos ocuparlos como estudios o galerías y empezar a crear un distrito cultural, un conjunto para todos los artistas, y a partir de ahí empezó poco a poco a sumarse la gente y se habló con la administración, ver cuáles eran los locales vacíos y cada quién eligió su espacio”, recuerda Gonzalo.

Las gestiones dieron como resultado se conformara un colectivo de artistas que trabajan bajo el nombre de PRAD (Pasaje Rodríguez, Arte y Diseño) y la ocupación de aproximadamente 15 locales con un enfoque creativo: diseño gráfico, diseño de modas, talleres, librerías, y al momento cuatro galerías en las que se expone pintura, grabado, fotografía, escultura, arte objeto. Además el Pasaje Rodríguez funge como foro para expresiones como la danza, el performance y la música, así como sitio alternativo para presentaciones literarias.

“El objetivo era empezar a crear un espacio donde la gente tuviera el acercamiento más directo con al arte, no llevarlo a espacios establecidos como instituciones, además estar enclavados en el centro histórico, eso es rescatable, como arquitecto algo que quería fue el rescate del edificio como tal además con la propuesta artística, y que en un momento dado se vuelva un patrimonio cultural a través del tiempo, y ésa ha sido nuestra lucha: tener propuestas y acercar el arte a toda la gente”, continúa Lara.


Proyecto de rehabilitación

La depreciación del valor de los establecimientos del Pasaje Rodríguez, dado el abandono en que se encontraban en 2010, permitió que los artistas pudieran costear la renta, y poco a poco -con recursos propios- fueron rehabilitando los espacios interiores haciéndolos óptimos para la exposición y creación de obra. Sin embargo, en el exterior seguía la apariencia de un espacio descuidado, y por ello PRAD atendió convocatoria del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC) para acceder a un apoyo económico con el que actualmente se encuentran rehabilitando el lugar.

Gonzalo adelanta un poco de los trabajos que se podrán apreciar en abril, cuando se develen en el marco del segundo aniversario del Pasaje. El proyecto lleva por nombre ‘La mano del artista’, en juego a que el lugar requiere “una manita de gato”.

“Dentro de las tareas como proyecto cultural del Pasaje Rodríguez Arte y Diseño, la idea es seguir rehabilitando todo el espacio, seguirlo interviniendo artísticamente. Todos los locales están habilitados como galerías pero les falta el exterior, lo que vamos a hacer es intervenirlo a través de murales, de arte instalación, escultura, mobiliario urbano, y esto fue a partir de una convocatoria que vimos en el ICBC que busca de alguna forma apoyar a los proyectos culturales que busquen el desarrollo social y brindarle a la población una propuesta cultural.”

El apoyo del instituto es de 50 mil pesos y el proyecto de rehabilitación es de 65 mil, e incluye la realización de murales a cargo de artistas a quienes se les proporcionan los materiales sin pago de honorarios, es decir, ellos donan su trabajo. Algunos de estos artistas son: Manuel Rodríguez Varrona, El Norteño, Shente, Daniel Guzmán, Antonio Escalante y Gonzalo Lara.


Resignificar el espacio

El Pasaje Rodríguez, de ser un pasillo prácticamente baldío, es ahora un centro de promoción cultural en el que se reúnen jóvenes y adultos, quienes pueden apreciar la obra de diversos artistas (tanto de la región como de otros estados de la república y del extranjero), tomar un café, leer un libro y conversar con artistas durante la creación de sus piezas.

Fue una labor, como platica Gonzalo, de rescate de los edificios y del uso de los espacios, provocando que cambiara el flujo de gente que allí acude. “Cuando recién empezamos, en los primeros meses en que intentamos transformar el espacio, seguía teniendo el cruce de gente que venía, por ejemplo, a hacer sus necesidades, como estaba baldío, no había luz, no había nada, entonces como que se prestaba para esa situación. En la medida en que lo fuimos transformando se fue retirando esa gente y otra es la que empezó a venir y a sorprenderse con lo que había”.

La fotógrafa Rosa Vázquez, otra de las iniciadoras de esta nueva etapa del Pasaje, destaca el encuentro con el arte que permite PRAD, al ofrecer una alternativa de apreciación al margen de los institutos culturales.

“El motivo por lo cual lo hicimos es aportar a la ciudad un granito de arena las personas que tenemos la inquietud por el arte, en vez de criticar, en vez de hablar de la inseguridad y la violencia de la cual todos los medios hablan, nosotros optamos por poner de nuestra parte la belleza ante los ojos del público que pasa por aquí. Este público no es el que va a ir quizá al IMAC, al ICBC o al Cecut donde ya saben a lo que van, aquí es simplemente las personas que pasan por el Pasaje, que van a su trabajo, o a su casa, o van paseando por el centro… y se les da ese pequeño toque de frescura ante sus ojos como fotografía, pintura, escultura, poesía, performance, cualquiera de las disciplinas del arte”, observa Rosa Vázquez, quien junto con Tere del Villar dirige la galería Las Hijas del Cuatro Obscuro.

Las actividades de PRAD son gratuitas y constantes: cuentan con una agenda en la que cada mes hay nuevas exposiciones o presentaciones musicales y literarias. Para el aniversario, que se conmemora en abril, preparan un calendario de eventos que abarca casi todo el mes, en el que se incluyen la impartición de talleres, conferencias y conciertos.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Madame Ur y Sus Hombres, más allá de la música


por Melina Amao Ceniceros
fotos: garagephotostudio.com
notas.tijuana@gmail.com
Publicada en La Guía Tijuana: AQUI


Sentados en esas pequeñas sillas de ese pequeño y tradicional bar de la Calle Sexta, el Dandy del Sur (escenario de uno de sus videoclips), el cuarteto se dispone a charlar sobre sus proyectos y también sobre su visión del entorno musical en el que se desenvuelve, una escena a la que pertenece desde el 2006 bajo la nomenclatura de Madame Ur y Sus Hombres.

El nombre de este ensamble no es fortuito, pues son –en efecto– una madame con sus hombres, es decir, una cantante y compositora con clara visión del objetivo escénico y musical que desea lograr, y tres músicos que construyen y enriquecen dicha visión inicial hasta amalgamar un concepto que se traduce a discos y conciertos que se pasean del jazz al cabaret.

La madame en cuestión es Azzul Monraz, y los hombres Joel Castillo (teclados), Toto Zúñiga (bajo) y Carlos María (batería). Y es que a esta madame le sedujo la idea de construir una identidad musical-escénica por aquello del 2002, y poco a poco la seductora idea en la seductora Azzul fue sumando músicos (primero Toto, luego Carlos María y por último Joel) hasta que a finales del 2006 se consolidó como cuarteto.

Joel, con gafas semioscuras y en la esquina de ese bar que le baña de una luz naranja, platica el proceso musical de Madame Ur y Sus Hombres, proceso que ha derivado al momento en dos producciones discográficas (‘Men & Pearl Necklaces’ y ‘Animal Man’) e incontables conciertos.

“Regularmente Azzul llega con una melodía y una letra, una idea de una canción, y nosotros lo que hacemos es, tomando en consideración todo eso, empezar a trabajar la canción y muchas veces el producto final es muy distinto a lo que inicialmente estábamos buscando, que ésa es la magia de hacer música”.

El sonido jazzístico y a veces un tanto al estilo Broadway que emerge de los instrumentos del grupo (incluyendo la voz de Azzul) no es un planteamiento que Madame Ur y Sus Hombres haga como fórmula a la hora de construir sus piezas, sino que se trata de un lenguaje que les resulta natural, tal como Toto lo comenta:

“El sonido jazz no es algo que lo pensemos de decir ‘quiero que suene así’, las canciones nuevas son totalmente distinta una de la otra aunque a lo mejor tienen el sello del feelin’ que es muy difícil explicar, pero tiene como una personalidad definida cada canción, eso no lo piensas ni se planea sino que se va dando en el momento. Es muy natural la química que existe entre nosotros, y el resultado ahí está; creo que eso se refleja en el show el vivo que fluye todo y nos divertimos mucho”.


Íntimo concierto

Foros grandes o pequeños para Madame Ur y Sus Hombres representan la misma entrega, tanto en el lenguaje puramente musical como en el desarrollo performático del que Azzul es protagonista. Así detallan vestuario, proyección de visuales y lenguaje corporal para cada espacio en el que se presenten, entendiendo las posibilidades del lugar. Y su próximo escenario en Tijuana no será la excepción: un pequeño foro (El Lugar del Nopal) para el que ya vislumbran un concierto íntimo.

Azzul, espigada madame, en este diálogo adelanta algo de lo que se apreciará para dicho concierto:

“Es una noche completa con nuestro concepto para compartir bien de cerca, porque El Nopal es un lugar bien íntimo y tenemos muchas ganas de hacer esto en la ciudad. Ese ambiente que se va generando entre el público y nosotros, que es la esencia de cabaret que sucede en nuestros conciertos, tenemos muchas ganas de compartirlo”.

Imágenes autoría del artista Aldo Guerra se proyectarán sobre Azzul, quien a su vez dará realce al juego visual cubriéndose de un velo para generar nuevas sensaciones de texturas y colores. Esto, claro, enmarcado por lo fundamental: transfiguraciones sonoras de un bajo, una batería y un teclado que danzan con la voz (a veces grave, otras aguda, otras áspera) de la madame, misma que igual palabrea que sólo entona.

Madame Ur y Sus Hombres prepara un set con temas de sus dos producciones y una probadita del que pudiera ser un siguiente álbum.


Una madame más oscura

Por el momento son sólo ‘maquetas’, o sea, canciones un tanto incompletas, pero Madame Ur y Sus Hombres con ellas ya planea un siguiente material que pese a que son piezas aún prematuras dejan ver una identidad más oscura, que se refleja en la letra y en la música.

Sin abandonar las temáticas que le han caracterizado, Azzul se adentra al mundo de las relaciones entre personas y desde allí cuestiona y plantea la necesidad de romper ataduras mentales, preconceptos, estructuras.

“Los temas van muy sensuales por decirlo de alguna manera, creo que hablan mucho de libertad, de vivir la vida en una estructura no lineal, de apertura mental, de borrar límites, borrar compromisos sociales, estigmas y patrones; generar tus propios patrones de vida, tus propias ideas, tus propios juegos, tus propias maneras de vivir y convivir”, detalla Azzul, que confiesa su tendencia a componer de forma intimista.

“El tema del lado oscuro, lo prohibido, de lo políticamente incorrecto, de lo que no se ve bien pero todos hacemos, para mí ésos son los temas que me parecen muy interesantes”, continúa la madame, cuya concepto lírico va de la mano del musical en esta mencionada atmósfera oscura.

Joel agrega: “En lo musical a comparación del disco anterior los temas son como mucho más oscuros, estas canciones nuevas son como otra generación de canciones, creo que tienen evolución”.

Las incertidumbres de la escena independiente lleva a que el grupo no cuente con plazos para la grabación y el lanzamiento del disco que comprenderá estas nuevas piezas, pero al menos tienen una certeza: este año entran al estudio.


Siempre profesionales

Al paso del tiempo Madame Ur y Sus Hombres se ha hecho de una presencia en el ambiente musical regional (fronterizo) y nacional que –como otros aspectos de su trayectoria– no es fortuito. El cuarteto trabaja no únicamente en la construcción de un concepto que se aprecia en escena o en los discos, además asume su oficio con la seriedad de su propia entrega.

Carlos lo señala y sus compañeros lo secundan: “Te tienes que creer que eres profesional y actuar como tal, todo eso va ligado a tu desarrollo como músico, a aportar cosas de calidad, a preocuparte por ofrecer algo de calidad, eso ha sido algo fundamental en el grupo: cuidar toda la estética tanto visual como musical”.

Pero no es sólo eso, es también el respeto al trabajo propio del músico y al público, añade Azzul: “Creo que tiene que ver con ese cariño que le tenemos a nuestro trabajo y esa entrega, lo que significa para nosotros este proyecto; para mí es esencial realizarlo, tengo una obligación siento con el público, poco a poco ha ido creciendo. Aunque sea un grupo pequeño de personas ya hay un compromiso y una obligación de ofrecer buena música”.

Tan es así que las invitaciones a tocar en mayores y mejores foros se multiplican: antes de su concierto en Tijuana serán teloneros de Los Amigos Invisibles en el 4th&B (San Diego, CA) el 10 de febrero.

Y, profesionales como son, cuentan con todas las conexiones en línea para difundirse: www.madameur.com, http://soundcloud.com/madame-ur-y-sus-hombres, facebook.com/madame-ur-y-sus-hombres, twitter.com/madameur.




----

¿Qué?
Madame Ur y Sus Hombres en concierto

¿Cuándo?
17 de febrero de 2012, a las 9:00 PM

¿Dónde?
El Lugar del Nopal

¿Cuánto?
120 pesos

lunes, 6 de febrero de 2012

Javier Bátiz, Tijuana y su influencia en el rock mexicano


por Melina Amao Ceniceros
notas.tijuana@gmail.com
Publicada en Distintas Latitudes: AQUI

Marqué a su casa. Contestó esa voz profunda, grave, rasposa. Me dijo: Yes? Pregunté por Javier Bátiz. Esa voz de lija respondió: This is he. Me identifiqué y enseguida vino la algarabía, mas no porque fuera yo quien se comunicaba sino porque él es un dicharachero que en cualquier oportunidad te embroma. A propósito de temas roqueros, le busqué para charlar sobre sus inicios en la escena, aunque esto de ‘la escena’ para él abarca lo local, lo fronterizo y lo nacional. Me citó en su casa, al término de una de sus sesiones con jóvenes a quienes les enseña a requintear con feelin’. Las clases son en su domicilio, lugar en el que nació: una casa antigua y larga que se extiende en un amplio terreno de la Zona Centro.

Javier es guitarrista, cantante, compositor, maestro de guitarra. Es tijuanense y ha vivido el rock desde sus 12 años, cuando creó el grupo Los TJ’s en 1957. Pero en esos tiempos lo que en el país se andaba haciendo en cuestión roquera (al menos lo que se masificaba mediante la televisión y la radio) tendía más al rock & roll meloso (un tanto fresa y ñoño) o a meras traducciones de éxitos de los Estados Unidos y no a un rock estridente, al blues, al soul o al jazz, que eran ritmos con los que los fronterizos del norte estaban familiarizados dada la facilidad de sintonizar estaciones radiofónicas estadunidenses de trasmisiones de dicho corte.

Llegué a la casa de Javier, minutos después del término de su clase, para de ahí seguirlo a un nuevo bar de la Calle Sexta (avenida que concentra una importante cantidad de bares y pequeños foros musicales, y por ende una considerable asistencia de jóvenes tijuanenses). Ahí él mataría dos pájaros de un tiro: charlaría conmigo y también con el dueño del lugar (el delegado de la Zona Centro) para tantear las aguas y ver si le interesaba contratarlo junto con su banda para amenizar algunos fines de semana.

De inicio, me narró el impacto que tuvo en él la película ‘Blackboard Jungle’ (1955), la cual –me explicó– en Tijuana se estrenó al mismo tiempo que en el otro lado (ventajas fronterizas). El tema de Bill Haley ‘Rock around the clock’ con el que abrió el filme se convirtió en un clásico instantáneo que maravilló principalmente a los de inquietudes musicales: se trataba de una pieza que poseía una intensidad todavía no acostumbrada, una pieza que asustaba a los padres de adolescentes pues incitaba a sus hijos a rocanrolear todo el día.

One, two, three o’clock, four o’clock, rock,
Five, six, seven o’clock, eight o’clock, rock,
Nine, ten, eleven o’clock, twelve o’clock, rock,
We’re gonna rock around the clock tonight…

Y a Bátiz, que sin ser músico profesional ya poseía influencias de la llamada música negra, le marcó ‘Blackboard Jungle’, filme un tanto determinante en su carrera:

“Mis inicios fueron muy suaves porque estando aquí en la frontera de Tijuana, tan cerca del otro lado, nos llegó al mismo tiempo que como salió en Estados Unidos la película ‘Blackboard Jungle’, y estaba muy suave la película. Empezaba con una canción de Bill Haley, la de ‘Rock around the clock’, entonces fuimos todos a ver la película y nos encantó a todos mis amiguitos y a todas nuestras novias. Oí la música y dije ‘esta música es la que tengo que tocar’, aparte que yo ya traía todas mis ilusiones porque había escuchado yo en el radio a T-Bone Walker, Elmore James, Howlin Wolf, John Lee Hooker y a todos los jazzistas negros, entonces yo ya quería hacerla pero gacho en el rock”.

Javier, que también es conocido como El Brujo, se aventuró a formar un grupo musical con amigos a quienes les proporcionó instrumentos y la enseñanza para saber ejecutarlos. Y hoy, 55 años después, la fecha de su debut la recuerda bien: 28 de junio del ‘57, en la escuela Álvaro Obregón (hoy Casa de la Cultura de Tijuana), bajo el nombre de Los TJ’s.

“En la escuela empezó toda mi odisea, porque canté por primera vez el 28 de junio de 1957 en la escuela Álvaro Obregón, y bien suave porque no había músicos y nosotros no éramos músicos, pero a mí Santa Claus me había traído saxofones, batería, guitarras, un piano, una guitarra acústica de seis cuerdas. Entonces ahí les dije a todos mis amiguitos que iban conmigo en la escuela ‘tú vas a ser baterista, tú vas a ser bajista, tú vas a tocar el saxofón’, y yo les enseñé a todos a tocar e hicimos una bandita que se llamó Los TJ’s. Y mientras les estaba enseñando a ellos también llegó Carlos Santana, pero también el Meño Peraza, el Bayoye García, el Cali, el Arturo Granados, el Arturo Martínez, el Chichí López, un montonal de músicos y aprendieron a tocar conmigo, nos hicimos muy famosos y esa fue mi entrada aquí al rock en Tijuana”.

Su traslado a la capital del país se debió a las caravanas Corona Extra en las que hacían gira por diversas ciudades del país algunos de los grupos musicales más famosos, entre estos Los Rebeldes del Rock, Los Hooligans, Los Locos del Ritmo, Los Teen Tops, Los Boppers… Johnny Laboriel era entonces vocalista de Los Rebeldes del Rock, pero al perseguir su carrera solista el grupo invitó a Bátiz a audicionar para convertirse en el nuevo líder de la banda, cosa que no ocurrió dado el tono áspero en la voz de Javier, que desentonaba con canciones como ‘Melodía de amor’. Javier me cuenta esto, me canta el coro y ríe diciendo “¿te imaginas, con esta vocecita?”. Y río también, justamente porque me lo imagino. A pesar de viajar con un objetivo que no logró, su estancia en el Distrito Federal fue fundamental en su carrera, ya que al día siguiente de su audición encontró trabajo haciendo lo que mejor sabe hacer: roquear en el escenario con innegable apego al blues.

Pronto se integró a la escena del rock nacional pero sin perder sus influencias sino –por el contrario– reforzándolas y compartiéndolas, con todo un estilo que rodea su identidad roquera más allá del poderoso sonido de su guitarra y lo aguardentoso de su voz. Elementos de la cultura pop estadunidense y fronteriza de la mitad del siglo XX fueron los que le acompañaron al centro del país y que de alguna manera introdujo a una comunidad distante de esas tendencias, tales como los pantalones de mezclilla marca Levi’s (que dejaron de ser pantalones obreros para empezar a popularizarse entre los jóvenes de EU en la década del 50), las botas picudas de tacón para hombres, expresiones como ‘bato’ e incluso el consumo de otros productos, como la soda Seven Up o las revistas Playboy. Muy risueño, tras unas gafas oscuras y su habitual greña crespa alborotada, Bátiz agrega “no sabían que existían”.

“Un montonal de cosas que introduje pero sobre todo introduje la forma de tocar guitarra de una manera muy peculiar, muy personal, y la manera de cantar también porque no sabían cómo le hacía para raspar la voz pero pues era natural. Esa vocecita es uno de los distintivos”.

Pero en esta charla, El Brujo no quiere ser el único que hable de su relevancia en el rock nacional y por ello (además de recomendarme algunos libros, como ‘Los Ignorados: lo que no se escribió de la historia del rock en Tijuana’ de Sergio Raff) me facilita el DVD que Felipe Parra realizó en 2011 para la serie de documentales audiovisuales que lanzó el Instituto de Cultura de Baja California titulada ‘Creadores de Baja California’. El DVD en cuestión lleva el título de ‘El padre del rock & roll mexicano, Javier Bátiz’ y es una producción de 50 minutos que me ilustra en pasajes que detallan cómo en la década del 60 y principios del 70 la escena nacional se caracterizó por la invasión de grupos de rock provenientes del norte, con estilos y ritmos que distaban de lo realizado hasta entonces en la Ciudad de México. Ejemplo de estos grupos son Los Apson, Los Yakis, Los Jets y Dug Dug’s.

Continúa el documental rezando, en la voz de un narrador muy serio, lo que particularmente esta ciudad aportó:

“Tijuana ocupa un lugar especial en este movimiento, ya que para los críticos y cronistas de música como [Víctor] Roura, José Agustín, Parménides [García Saldaña], [Federico] Arana, era el Sonido Tijuana: calidad, nivel de ejecución excelente, conocimiento y audacia que caracterizaba a los grupos que iban y venían de Tijuana al DF. Javier Bátiz fue el pionero, después Los TJ’s, Tijuana Fine, Los Johnny Jets, Rockin Devils, Love Art, Ritual, Peace And Love, todos venían de una ciudad en la que los visitantes disfrutaban y escuchaban blues y rock de alta calidad… A Tijuana se le consideraba la capital del rock en México, la universidad del rock & roll nacional”.

“Y desde entonces”, me dice el legendario músico cuando platica de su primer trabajo, “no he parado”.

Al día siguiente de la entrevista, vuelvo a la casa de Javier y me entero que las fechas en el nuevo bar de la Sexta, administrado por el delegado del Centro asociado con “un español”, no se concretaron porque el funcionario/empresario decidió meter entre la variedad el sistema karaoke, una verdadera grosería para los músicos (que siguen abundando en la ciudad). La avenida Revolución, algún tiempo escenario de numerosos grupos locales, ha desplazado a los músicos reemplazándolos con dj’s, rocolas y –en algunos casos– con karaoke. Pero Javier Bátiz no se sorprende, acaso se molesta un poco por la falta de visión de ciertos empresarios pues quisiera que el movimiento musical tijuanense contara con el apoyo de foros para presentarse. De cualquier forma él sigue sus andanzas roquera-blueseras con una agenda ocupada que incluye conciertos en varias ciudades de los Estados Unidos y algunas del centro del país, clases a jóvenes guitarristas a quienes hereda su sello (el alumno más chico tiene 14 años), y hasta el estreno de un largometraje mexicano en el que encarna a un viejo músico tijuanense.

Pese a que cuenta con una vasta cantidad temas propios, una de las más emblemáticas piezas que interpreta –dada la versión que con ella hace– es ‘La casa del sol naciente’ (‘The house of the rising sun’). Acá una muestra: