viernes, 6 de julio de 2012

El insulto bien definido de Molotov


por Melina Amao
Publicada en La-Ch.com: AQUI

El hartazgo por las imposiciones mediáticas, el orgullo de entusiasmar al público extranjero, su faceta como DJ y la dinámica con sus compañeros son algunos de los temas de los que Tito Fuentes, guitarrista de Molotov, habló en entrevista para La-Ch.com, a propósito del concierto que el grupo ofrecerá en Tijuana el próximo sábado 14 de julio, en el estacionamiento del Estadio Caliente.

¿Qué es lo que van a presentar acá en Tijuana el 14 de julio?

Tito: Estamos primeramente muy emocionados de volver a Tijuana, siempre decimos por todo el mundo que es de los mejores públicos de Molotov, como que conectan de volada y las veces que hemos estado en Tijuana la pasamos tremendo, es un público de Molotov muy chido. Partiendo de eso vamos a dar un buen show, con muchas ganas obviamente, pasando por todo el repertorio, como que nos gusta ver a bandas que toquen de todos sus discos y basados en eso hicimos un repertorio de todos los discos más o menos, también tocamos tres o cuatro temas nuevos que estamos como todavía dándole forma en vivo, es un show como de dos horas. Van a ver allá a unos señores barbones borrachos.

Ya ves que su concierto pues ya va a ser después de las elecciones...

T: Sí, horrible, horrible.

¿Cómo ves el panorama?

T: Siempre me gusta aclarar esto por respeto a mis demás compañeros: Molotov no vota ni denuncia una opinión de partido y eso porque somos una banda de rock & roll, pero cada quien como ciudadanos tiene sus puntos de vista, y yo ¡uta! me gustaría que ganara la alternancia pero cien por ciento, o sea, yo sí encuentro en el universo que sí hay cosas que me gustaría que pasaran en el país, entonces ¡uta! está cabrón la imposición de los medios, son tan poderosas mafias las que apoyan ahorita al PRI y a estos weyes en Televisa, es difícil que dejen que cambie esto, pero yo sí creo que si la gente le echa un poquito de cráneo puede cambiar, se puede poner increíble.

Ustedes siempre han sido muy críticos con los medios desde 'Que no te haga bobo Jacobo', ¿piensan dedicarle una nueva canción a los personajes actuales en esto del control mediático?

T: Son unos pendejos, están muy cabrones-- Qué bonito hablo ¿verdad?

No, pues si así son las cosas...

T: Son unos idiotas, son unos pasados de lanza al servicio de las grandes empresas éstas ¿no? Mira: sí y no, como que es un tema que ya hablamos, que nos sigue molestando, tristemente sigue vigente como 'Gimme the power', como 'Voto latino', como 'Hit me'... hasta para tirar carrilla hay que darle vuelta ¿sabes? Hay que tener como las palabras precisas y hay una frase que me gusta mucho que es 'la acusación precisa y el insulto bien definido', ése es el chiste. Muchas bandas se quejan de lo que pasa, por ahí ya hay canciones de Peña Nieto y etcétera etcétera, incluso a los periodistas. Pero la manera de hacer, la manera en que la expresión se sienta natural y artísticamente padre es difícil de llegar, es difícil hacer que trascienda; si no, eres un planfletista o nada más estás gritando tus quejas o lo que sea.

En ese sentido ¿qué consideras que aporta Molotov mediante su música para liberar, reflexionar?

T: Ya recapitulando nos damos cuenta que mucha gente se desahoga, se va a los conciertos y saca el chamuco que lleva dentro, y tal vez en eso participemos. Nosotros en lo que nos hemos mantenido muy sólidos es en ser honestos, en no traicionarnos, en ir a Televisa y tocar 'Chinga tu madre' y 'Gimme the power', en ir a Tv Azteca y lo mismo, como aprovechar los medios. La gente por ahí luego se confunde y nos dice 'fueron a Televisa pinches vendidos', y qué mejor que Televisa que es un espacio que nos corresponde a todos por el Estado, que debería ser de la ciudadanía, entonces lo tenemos que usar. Todo mundo cree que es de Azcárraga o de Salinas Pliego y la neta es que deberíamos aprovechar los espacios.

¿Harías alguna especie de crítica o invitación para tomar postura, esta cuestión de no ser tibios ante la situación de México?

T: Por supuesto, en los conciertos y la gente que nos conoce y en los medios nos ven hablar, estamos diciendo de que le echen cráneo, de que no se vayan con la finta, está cabrón que la banda que menos crees-- por ejemplo: en un restaurante en Coyoacán que es una zona perredista le preguntas a un mesero por quién va a votar y va a votar por Peña Nieto, o sea, la gente es un universo muy grande, entonces cómo convences a esa gente que está en la supervivencia y que le vale madre echarle un poquito de cráneo.

Tienen un documental que acaba de salir ¿cómo les ha ido con esto?

T: Muy bien. Nos invita a hacerlo Olallo Rubio que es un amigo locutor, director de cine, etcétera, que es contemporáneo nuestro, y le toca vivir todo lo que nos tocó vivir: la dictadura en el rock & roll, la imposición de los medios, la censura, el control... como que todos los pasos de la carrera de la banda. En el documental pone el panorama económico, social y político donde se desarrolla la banda y la reacción artística que somos ante ese tipo de situaciones. Y le quedó poca madre. Lo que pasa es que para explicar el contexto de Molotov hay que explicar el contexto de lo que ha pasado en el país, entonces empieza con el PRI desde Avándaro, la dictadura en el rock y cómo surgimos. Hay muchas entrevistas: entrevista a [Juan] Villoro, a Xavier Velazco, a [Javier] Solórzano, a diferentes personalidades ahí de los medios que conocen bien a la banda o la historia de la banda y quedamos satisfechísimos. Nos invitó, nos hizo un par de entrevistas, empezamos a juntar pietaje y nos lo enseñó prácticamente terminado, le quedó poca madre.


¿Y dónde se ha presentado el documental 'Gimme the power' o dónde va a andar?

T: Se estrenó en el DF hace casi un mes pero la distribución es otro problema, es más difícil de lo que parece. De repente nos dicen '¿por qué no han venido a Tijuana o a tal lado?', pues porque tiene que haber una invitación y la producción es un pedo. Igual la distribución de cine es un broncón, empezamos con 62 copias y dependía de cómo le fuera ese fin de semana en México para empezar a tener más, entonces ya salió en Monterrey, ya logró salir en Guadalajara, estamos apuntando para el norte pero está cañón, queríamos que saliera antes de las elecciones. Pero ahí deja muy claro lo que nos pasó a nosotros con el PRI, muchos chavos crecieron y ya estaba el pendejo de Fox entonces ya no saben ni qué onda con el PRI.

También han tenido una faceta de dj's ¿Cómo ha sido esto, cómo son las programaciones que eligen?

T: Ha sido muy curioso, empecé yo porque hago unas fiestas que se llaman Harakiri Night que son en lunes con barra libre de sake, ya te imaginarás que va puro pinche vago... Y a poner música que me gusta, ahí pongo mayormente rock & roll. Estas fiestas se empezaron a poner hard y le metimos electro medio duro pero lo dejé y Paco y Randy empezaron a hacer set de dj's pero más formal como de bailar y eso, pero a mí me gusta más hacer noches de rock &roll, de hecho cuando vamos Paco y yo a mí me va horrible y a él le va súper bien.

¿Cuándo empezaste en esto y qué tiempo de vida le ves? ¿Vas a continuar?

T: Como que siempre he tenido mis zonas y mis cds y mi música en mi casa y siempre que hay gente en mi casa ponemos música, mi esposa es melómana y estamos oyendo música todo el tiempo, entonces de poner música en fiestas para mí empezó de repente que me invitaban a un bar y así surgió lo del Harakiri... Llevo un rato, no lo hago profesionalmente pero me la paso bien, me gusta poner música que me gusta oír. Quiero hacer un Harakiri allá en Tijuana, ya les avisaré.

En cuanto a material discográfico el más actual es su disco en vivo ¿no?

T: Nuestra última producción es el de 'Desde Rusia con amor' y es una serie de conciertos, cuatro conciertos: Perm, Kazán, San Petersburgo y Moscú, y lo acompañamos con un dvd que contextualiza muy bien el viaje y vale la pena verlo con el dvd. Es recopilatorio de todos los discos, no trae nada nuevo sino las canciones en vivo. Tenemos muchos discos en vivo pero ése es como nuestro oficial en vivo.

¿Y no hay plan de sacar un disco de estudio?

T: Contractualmente con Universal estamos atorados a sacar este disco, de hecho lo hicimos en el 2010 y nos tardamos dos años. Estamos libres en noviembre de este contrato y ya vamos a tener oportunidad de sacar discos más seguido, analizar cuál es la mejor forma de distribuir un disco, etcétera.

¿En esta gira tienen planeado salir del país?

T: Vamos a hacer poquito más la república lo que queda de julio. Nos vamos de mediados de julio a medianos de noviembre a Europa, tenemos como 40 shows por allá: Alemania, Suiza, Dinamarca, Holanda, Austria, República Checa, Eslovenia, Eslovaquia, Hungría... es bastante larga. Regresamos y hacemos Centro y Sudamérica, un poquito más en la república mexicana para fin de año y paramos definitivamente para un inédito para el 2013, ya les estaremos diciendo.

Salir del país y llevar en sus canciones esto de la situación mexicana, llevarla y gritarla en otras partes ¿cómo sienten la respuesta?

T: Nosotros orgullosísimos, es lo que más nos late, representar a los mexicanos por allá sin marimbas ni trompetas. El folklor es otro, es poca madre, tremendamente satisfactorio tocar en otras partes y que reaccione la gente. La grabada es padre y trasciende y luego te mueres y quedan los discos grabados, pero el momento en el concierto ¡uta! irrepetible la energía que te da y es una situación que nos fascina.

¿Cómo es la relación con tus compañeros?

T: Es muy cagado, somos muy diferentes personas los cuatro pero eso creo es lo que nos ha mantenido unidos, nunca hemos tenido un connato así de pelea ni de separarnos. La separación ésta era una idea artística de que cada quien hiciera un EP, separarnos para hacer un disco pero nada de mala vibra ni nada, era como un plan tal cual. Creo que el respetarnos los cuatro y el entender al otro y tener esa semi-democracia interna es por lo que nos llevamos poca madre, somos cuatro personas muy diferentes más todo el staff que al final viajamos como once personas. Es increíble, imagínate: desde los 19 y 20 años, ya ahora ya estamos pegándole a los 40. Pasamos de todo: no existía internet prácticamente cuando salimos, las redes sociales, la comunicación con la gente, la tecnología... es chingonsísimo. Desayunamos, viajamos, comemos, caminamos, algunos vamos a museos, otros no...

¿Algo que desees agregar?

T: Que nos morimos de ganas de tocar en Tijuana, ya queremos que sea 14. No sé exactamente cuándo fue la última vez fuimos pero nos morimos de ganas.

No hay comentarios: